Los efectos de las flexiones

Las flexiones (pushups) son un ejercicio de peso corporal altamente eficaz que se puede hacer de tres a cinco veces por semana. Desarrollan la fuerza, la masa muscular magra, la resistencia y definición muscular en la parte superior del cuerpo y el área abdominal. Las flexiones de brazos son un ejercicio de resistencia, lo cual significa que queman una gran cantidad de energía, lo que contribuye a la pérdida de grasa. También son muy adaptables (se pueden escalar para adaptarse a cualquier nivel de entrenamiento, desde principiante a la élite), lo cual permite realizar un movimiento efectivo para cualquier persona.

Pecho y dorsal ancho

Tu pecho está muy fuertemente trabajado durante las flexiones. El pectoral mayor, los dos músculos grandes que se unen en el esternón, están totalmente comprometidos y deben producir una gran cantidad de fuerza para completar el movimiento. Como resultado, estos dos músculos se vuelven muy fuertes y pueden llegar a estar bien definidos después de hacer flexiones regularmente. Tu dorsal ancho, "latissimus dorsi", mejor conocido como "lats", también se utiliza en todo el movimiento, y con el tiempo va a desarrollar la masa magra para redondear la musculatura alrededor de su esternón.

Brazos

Los brazos hacen la mayor parte del trabajo durante una flexión. Tus bíceps y tríceps están plenamente comprometidos a través del movimiento y llevan toda la carga de tu peso corporal. Debido a que los bíceps y tríceps están soportando una carga pesada, ejerciendo al mismo tiempo una gran cantidad de fuerza para bajar y subir, las fibras musculares en los brazos comienzan a crecer. Puedes esperar ver un aumento en la masa muscular en los bíceps y tríceps si incluyes flexiones como un elemento básico de tu rutina de ejercicios. También te darás cuenta de un aumento significativo en la fuerza y ​​resistencia de los brazos.

Hombros

Tus hombros proporcionan un punto clave de estabilidad que te permite completar la flexión. Mientras que los codos son la articulación, los hombros mantienen tu espalda alineada, estable y comprometida. Tus deltoides, el músculo redondo en la cima de tu hombro, se ponen a trabajar aquí, cada vez más fuerte y más denso cuanto más frecuentemente practiques flexiones. Debes ver un aumento tanto en la definición del músculo como en la estabilidad de la articulación al hacer flexiones regularmente.

Abdominales y espalda

Tus músculos abdominales tienen un entrenamiento sólido durante las flexiones. Tu rectus abdominus, el "músculo de los cuadritos", mantiene tu columna vertebral apoyada y evita que tus caderas se caigan hacia el piso. Mientras tanto, los oblicuos se mantienen estables y sostienen tu cuerpo a través del movimiento. Los músculos del trapecio y serrato también están involucrados, lo cual contribuye a la estabilidad y la fuerza del movimiento.Tus abdominales y espalda superior se vuelven más fuertes, más estables y más definidos, como resultado de hacer flexiones de brazos. Esto también mejora tu postura, el equilibrio y la capacidad de trabajo general de tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por lau hanly | Traducido por sandra magali chávez esqueda