Los efectos de la fatiga muscular

La fatiga muscular es una condición que por lo general es causada por la acción física y es completamente reversible una vez que el cuerpo se ha recuperado del esfuerzo físico. La fatiga es no poder mantener la fuerza requerida o esperada de un músculo, seguido de tener una actividad repetitiva por parte del músculo. La fatiga muscular se produce cuando varios sitios fallan durante el esfuerzo muscular.

Fatiga central y local


La fatiga muscular se divide en dos categorías diferentes.

La fatiga muscular cae en una de dos categorías: centrales o locales. La fatiga central implica al sistema nervioso central. El CNS protege los músculos de lesiones actuando como un regulador para tu cuerpo. Le dice al cuerpo que reduzca la velocidad al reducir la velocidad de los impulsos nerviosos enviados a los músculos. La fatiga local se produce cuando los sistemas metabólicos tales como ATP, la glucólisis y la oxidación limitan la capacidad del cuerpo para llevar a cabo el trabajo muscular. Estos sistemas actúan como combustible para el cuerpo, y una vez que esas reservas de combustible son aprovechadas aparece la fatiga muscular.

Efectos variables


Los efectos de la fatiga muscular varían de persona a persona.

Los efectos de la fatiga muscular varían de persona a persona. Algunas personas sienten contracciones musculares involuntarias en grupos musculares específicos. El dolor en los músculos puede ocurrir debido a la acumulación de ácido láctico. Otros efectos de la fatiga muscular pueden incluir la sensación de letargo y un ardor o sensación de hormigueo en los músculos.

Dieta e hidratación


La fatiga muscular se puede retrasar a través de la dieta y la nutrición.

La fatiga muscular no puede ser superada totalmente, pero se puede retrasar. Son varias las maneras de hacer esto es a través de la dieta y la hidratación Una dieta balanceada que incluya una proporción adecuada de hidratos de carbono, grasas y proteínas ayudará a alimentar el cuerpo durante períodos largos de tiempo.La hidratación es fundamental para mantener la función muscular. Puede ocurrir de un 10 a 20 por ciento de disminución de la contracción muscular si el nivel de agua de tu cuerpo disminuye en tres a cuatro por ciento.

Descanso y recuperación


Los períodos de recuperación durante el ejercicio son otro elemento clave para combatir la fatiga muscular.

Los períodos de recuperación durante el ejercicio son otro elemento clave para combatir la fatiga muscular. Debes descansar entre series sólo el tiempo suficiente para recuperar el aliento y si estás haciendo grupos de ejercicios de músculos pequeños sólo necesitas unos 45 segundos. Si estás levantando pesas pesadas, descansa 90 segundos entre series. Estira tus músculos después de hacer ejercicio para evitar calambres. Espera hasta 48 horas para hacer ejercicio después de la fatiga muscular.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly day | Traducido por sandra magali chávez esqueda