Efectos de la falta de sueño en los adolescentes

Hay varios factores que podrían causar la falta de sueño en los adolescentes, como la cafeína, el alcohol, el estrés, la apnea del sueño o el exceso de tiempo frente a una pantalla brillante. A pesar de la mala noche de vez en cuando se producen efectos secundarios por un tiempo, la falta crónica de sueño puede tener efectos considerables sobre la salud de los adolescentes. Los cambios en la dieta, el ejercicio, apagar los medios antes de dormir y los medicamentos pueden ser necesarios para dormir más.

Efectos psicológicos

Los efectos de la privación del sueño pueden ser inmediatos en los adolescentes, con pantallas de irritabilidad o ansiedad, según la Mayo Clinic (Clínica Mayo). A más largo plazo los adolescentes privados de sueño son más propensos a sufrir de depresión. Los problemas gastrointestinales como la diarrea o el estreñimiento y dolores de cabeza también pueden plagar a los adolescentes que no duermen lo suficiente. Los que sufren de falta de sueño pueden sentir fatiga durante el día, y algunos pueden quedarse dormidos en el trabajo o en el aula. La privación a largo plazo también puede afectar a las hormonas del cuerpo, dando lugar a retrasos en el crecimiento, indica KidsHealth.

Escuela, trabajo y comida

Existe evidencia significativa de que la falta de sueño te hace más propenso a errores y accidentes, según la American Psychological Association (Asociación Americana de Psicología). A largo plazo, esto puede afectar a las calificaciones de un adolescente en la escuela o hacerle perder su trabajo. Si tu hijo participa en deportes, también puede aumentar su riesgo de lesiones, dice la American Academy of Pediatrics. Los familiares pueden notar que las tareas no se completan o no se completan correctamente. La falta de sueño puede llegar a ser mortal cuando los adolescentes están detrás del volante. Si un adolescente tiene problemas para conciliar el sueño tres o más noches a la semana, debes ver a su médico para una evaluación y tratamiento.

Otros efectos

Los efectos de la privación del sueño en adolescentes son numerosos, pero la mente de un adolescente puede prolongar los problemas de falta de sueño. Es común que los adolescentes sufrir de insomnio u otras enfermedades que causan la falta de sueño que afectan el sueño. Esta ansiedad puede causar realmente que un adolescente permanezca despierto más tiempo. Mantener el enfoque positivo, al igual que repetir: "Voy a dormir pronto," puede aliviar la ansiedad y ayudar a conciliar el sueño más rápido, sugiere KidsHealth.

Buscar ayuda

Si la reducción de la cafeína, el ejercicio durante el día y la caída o reducción de las actividades que causan el estrés no parecen ayudar, el médico puede prescribir medicamentos para ayudar con los problemas de sueño. Si tu hijo no responde a los medicamentos, el médico puede cambiar la receta por algo que de mejor resultado. Los médicos también pueden sugerir la terapia conductual para ayudar a los privados de sueño aprender nuevos comportamientos de sueño, según la Mayo Clinic.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por verónica sánchez fang