Efectos de la exfoliación de la piel

Las exfoliaciones químicas son un método popular de rejuvenecimiento de la piel. Llevan menos riesgos y no son invasivas como algunos procedimientos cosméticos. Esto implica la aplicación de una solución química sobre la cara para que levante y elimine las células muertas, revelando una piel más fresca y más lisa, aunque tenga algunos efectos secundarios.

Enrojecimiento

El enrojecimiento de la piel es el efecto secundario más común de una exfoliación de la piel. El grado de gravedad depende del tipo de piel. Hay generalmente tres tipos: superficiales, medianos y profundos, y los componentes químicos de cada uno son diferentes. Un exfoliante superficial es leve y no causa tanto enrojecimiento como uno medio o profundo.

Irritación

Las costras y cortezas de la piel son otros efectos secundarios de la exfoliación. Estas son causadas principalmente porque la piel hace hincapié en la solución ácida. Esto ocurre sobre todo con las exfoliaciones profundas.

Ardor

Una sensación de ardor es típica de la mayoría de los exfoliantes químicos. Independientemente del tipo de piel que tengas, una sensación de escozor después se puede esperar. Por lo general no es doloroso y desaparece al cabo de unas pocas horas después de quitar el exfoliante.

Peladura

Las peladuras de la piel y la descamación es un efecto secundario de menor importancia del proceso de exfoliación química. Por lo general toma un par de días para que se detenga después del procedimiento. Es importante que no te quites la piel ya que esto podría conducir a la cicatrización o infección. La mayoría de los dermatólogos te darán un ungüento tópico para aplicar en la zona afectada para aliviar cualquier malestar. Para las exfoliaciones profundas, puedes recibir antibióticos para prevenir las infecciones.

Decoloración

La hiperpigmentación o piel más oscura, e hipopigmentación o piel más clara, son efectos secundarios raros de los exfoliantes químicos. A menudo, un cambio en el color de la piel es temporal, pero si permanece descolorida, consulta con tu dermatólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por myrna st. romain | Traducido por jane laury