Efectos de la estimulación verbal en los niños

El apoyo de los padres ayuda a los niños a navegar por el mundo que los rodea a medida que crecen y cambian. El estímulo verbal es una forma importante de mostrar a tu hijo que lo amas y apoyas porque envías el mensaje de que quieres que tenga éxito. Cuando animas verbalmente a tu hijo a probar algo nuevo o a seguir intentando algo difícil, le estás dando las herramientas para convertirse en un adulto seguro con mucha autodeterminación.

Enseñar la perseverancia

Según la terapeuta familiar Michael Gurian, autora de "Nurture the Nature: Understanding and Supporting Your Child's Unique Core Personality", el estímulo verbal puede enseñar a tu hijo la importancia de la perseverancia y el no darse por vencido cuando las cosas se ponen difíciles. Los niños que reciben atención en forma de palabras habladas de apoyo son más propensos a seguir tratando de tener éxito incluso cuando tienen ganas de abandonar sus esfuerzos. Ofrecer a tu hijo vigorosas palabras de ánimo, como "puedes hacerlo", o "yo sé que eres capaz", puede darle la confianza para intentarlo de nuevo. Decirle a tu hijo cosas alentadoras también envía el mensaje de que apoyas sus esfuerzos y estás orgulloso de él, incluso si no tiene éxito la primera vez. Sabiendo que te preocupas y quieres que tenga éxito le puede dar el poder para seguir adelante.

Resultados en los grados más altos

Los padres que están altamente involucrados en actividades educativas y de la escuela de sus hijos tienen más probabilidades de tener hijos a los que les va bien en la escuela, obtienen buenas calificaciones y una buena puntuación en los exámenes estandarizados, informan Robert B. McCall y Lawrence Balter, autores de "Parenthood in America: An Encyclopedia". El estímulo verbal es una parte importante de tu participación en la vida escolar de tu hijo. Revisar su tarea y ofrecer elogios por un trabajo bien hecho, puede motivarlo a seguir aprendiendo. Trabajar con tu hijo para completar las tareas pueden tener resultados similares ya que eres capaz de mantenerlo centrado, ofreciendo declaraciones de apoyo como "sigue intentándolo, ya que puedes hacerlo", o "estás en el camino correcto". Sabiendo que valoras la educación y el éxito de tu hijo es un poderoso motivador para que él lo siga haciendo bien para complacerte.

Mejorar las relaciones con los compañeros

Tu participación y apoyo de las relaciones de tu hijo con sus compañeros es una forma importante de asegurar que está formando amistades significativas y duraderas, informan McCall y Balter. Las relaciones entre compañeros son difíciles para los niños pequeños, ya que tienen poco control sobre las acciones de los demás. La pérdida de una amistad o ser amigo de alguien que no se comporta como un verdadero amigo, puede ser devastador para el niño. Ofrecerle palabras de aliento y mensajes positivos de apoyo le puede enseñar cómo hacer frente a sus problemas, así como la forma de reconocer la diferencia entre un buen amigo y un mal amigo. McCall y Balter continúan sugiriendo que los padres que ofrecen aliento verbal enseñan a sus hijos a cómo comportarse de manera socialmente aceptable por lo que son capaces de formar amistades sanas con sus compañeros.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por mayra cabrera