Los efectos de los esteroides en el béisbol

Las competencias de béisbol han estado presentes desde el primer partido oficial en 1846. Aunque algunas de las reglas habían cambiado desde entonces, el béisbol había sido prácticamente el mismo, aún cuando el mundo a su alrededor se transformaba. Sin embargo, el deporte comenzó a sufrir cambios a partir de finales de la década de los 80's y principios de los 90's, ya que los esteroides se abrieron camino en el juego.

Las causas de su uso

Los jugadores de béisbol sufren de mucha presión para jugar al máximo, ya que el dinero y la fama a menudo son la recompensa de un buen rendimiento deportivo. Es por ello que los esteroides como las inyecciones de testosterona y el uso ilegal de los esteroides anabólicos se hicieron comunes para aumentar la masa muscular e incrementar la fuerza y ​​la capacidad que se podían aplicar al batear y aumentar las posibilidades de conectar jonrones. Por ejemplo, en 1961 el récord de jugadores que conectaron al menos 40 jonrones en una temporada fue de ocho, mientras que en 1996, 17 jugadores conectaron al menos 40 jonrones en la temporada.

La imagen del béisbol

Uno de los principales efectos que el uso de los esteroides tuvo en el béisbol, fue la imagen pública del juego y los jugadores. Generalmente, el béisbol fue considerado como libre de esteroides hasta 1992, cuando el entrenador Curtis Wenzlaff fue arrestado por distribuir esteroides entre los jugadores. Wenzlaff declaró que obtuvo esteroides para José Conseco, así como para otros 20 o 30 jugadores anónimos dentro de la Liga Mayor de Béisbol. Más tarde, la imagen de algunos de los jugadores más destacados del juego se vio dañada por acusaciones de uso de esteroides, incluyendo a Mark McGwire, Ken Caminiti, Barry Bonds, Sammy Sosa, Alex Sánchez, Rafael Palmeiro y Alex Rodríguez, por nombrar algunos.

Pruebas obligatorias y sanciones

Cuando el uso de esteroides se hizo cada vez más evidente, los administradores de las Grandes Ligas hicieron cambios importantes en las políticas de pruebas en el 2004. Estos cambios añadieron a los esteroides anabólicos al panel de pruebas de orina. Los parámetros de prueba fueron ampliados para cubrir aún más sustancias similares a los esteroides en el 2005, a la vez que se introdujeron nuevas sanciones para los infractores reincidentes. Al mismo tiempo que estos cambios se determinó que los nombres de los jugadores de béisbol que dieran positivo en las pruebas del uso de esteroides se harían públicos. Las nuevas sanciones han hecho que varios jugadores de alto perfil hayan sido suspendidos por un período de 10 a 80 juegos.

La salud de los jugadores

Otra consecuencia del uso de esteroides en el béisbol son los efectos a largo plazo en los jugadores que usaron la droga. Los efectos secundarios comunes varían en gravedad y pueden incluir desarrollo de acné severo, atrofia de los testículos, anormalidades en el hígado, tumores, adicción, crecimiento de la próstata o de las glándulas mamarias e infertilidad. Los esteroides también pueden aumentar los niveles de colesterol malo y disminuir los del colesterol bueno, lo que pone al jugador en un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por josué miraflores m