Efectos diuréticos de la cafeína

La cafeína es un estimulante que se encuentra naturalmente en alimentos como el café, chocolate, té y nueces de cola (aunque también es un aditivo en algunos alimentos, medicinas y suplementos). La cafeína es ácida y tiene un sabor amargo. Aunque la cafeína no es tóxica, en largas dosis puede causar problemas como ansiedad, insomnio, dolores de cabeza, ritmo cardíaco anormal e irritabilidad. Por otra parte, el uso frecuente puede resultar en abstinencia seguido de la cesación. Además de estos efectos, la cafeína es un diurético natural.

Aumenta el volumen de sangre para el sistema renal

Como estimulante, la cafeína aumenta la actividad del sistema cardiovascular, por lo tanto aumenta el ritmo cardíaco y la presión sanguínea. Como resultado, el sistema renal se encuentra con un volumen mayor de sangre para filtrar, lo que resulta en una salida de residuos mayor. En consecuencia, esta propiedad de la cafeína causa una mayor micción. También puede llevar a ritmos cardíacos irregulares y agotamiento de nutrientes.

Dificulta la reabsorción del sodio y el agua

Los riñones mantienen homeostasis en el torrente sanguíneo regulando el balance entre el sodio y el agua para asegurar que las células del cuerpo se encuentren balanceadas. La cafeína dificulta la reabsorción del sodio y el agua en los riñones. La reabsorción se refiere a la absorción en el torrente sanguíneo. En consecuencia, los riñones sólo tienen la opción de retirar el agua o el sodio para mantener el balance en el torrente sanguíneo y las células. Por otra parte, la cafeína impide el agotamiento del agua en la medida de causar deshidratación, ya que la cafeína es usualmente ingerida de forma líquida, como el café o soda, que contienen agua.

Relaja los músculos de la vejiga

El músculo detrusor en la vejiga ayuda a determinar los límites de capacidad de la vejiga así como el control de la vejiga en la uretra. La cafeína relaja el músculo detrusor, por lo tanto causa que la vejiga se sienta llena con más frecuencia. Por otra parte, la cafeína causa que la vejiga sea incapaz de sostener grandes cantidades de orina, causando urgencia para orinar. Esto indirectamente agrava los efectos diuréticos de la cafeína.

Más galerías de fotos



Escrito por naomi parks | Traducido por karly silva