Efectos de una dieta vegana en el cerebro

Los patrones dietéticos no sólo afectan a los músculos y los depósitos de grasa, también tienen un impacto significativo en el cerebro. Una dieta vegana estricta, que excluye todos los productos animales, como los productos lácteos y el pescado, puede proporcionar beneficios para la salud del cerebro cuando es equilibrada. Sin embargo, una dieta vegana mal planificada puede tener un impacto negativo en la salud del cerebro, dando lugar a problemas de salud mental e incluso trastornos neurológicos.

Vitamina D

Los veganos deben asegurarse de satisfacer sus necesidades diarias de vitaminas con el fin de asegurar la salud óptima del cerebro. La vitamina D es especialmente importante para los veganos, ya que no se encuentra en muchos alimentos que consumen. Según la revista "Scientific American", un estudio de 2009 realizado por los investigadores de la University of Manchester demostró que los adultos con bajos niveles de vitamina D procesaban la información mucho más lento que los que tenían niveles adecuados. Afortunadamente, la comida no es la única fuente de vitamina D. El cuerpo la produce durante la exposición al sol, así que trata de recibir de 10 a 15 minutos de luz solar por lo menos tres o cuatro días de la semana. Las fuentes veganas de vitamina D incluyen la leche de soja fortificada y el jugo de naranja fortificado.

Período prenatal y posparto

Los posibles efectos neurológicos del veganismo son particularmente importantes durante el período prenatal y posparto. Según Centers for Disease Control and Prevention, un estudio realizado en 2009 por los investigadores de la Emory University en Georgia encontró que los bebés de madres que no recibieron suficiente vitamina B-12 o cobalamina, tuvieron mayor riesgo de sufrir retrasos en el desarrollo. También es un nutriente importante para el desarrollo neurológico del feto durante el embarazo. Por esta razón, las madres vegetarianas deben asegurarse de consumir suficiente vitamina B-12 en su dieta o tomar un suplemento si es necesario.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales ayudan a construir células cerebrales y también son especialmente importantes durante el embarazo y durante la lactancia. Sin embargo, todos los veganos deben estar seguro de que incluyen suficientes ácidos grasos en su dieta, ya que sólo se pueden obtenerlos de las fuentes alimenticias o suplementos. La deficiencia de estos nutrientes contribuye al deterioro cognitivo, la depresión, la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, de acuerdo con Franklin Institute. Las fuentes veganas de ácidos grasos esenciales son los vegetales de hojas verdes y el aceite de linaza.

Consideraciones

En general, una dieta vegetariana bien planificada proporciona todos los nutrientes necesarios para la salud del cerebro y el desarrollo. Si estás embarazada o amamantando, o si tienes otros problemas de salud, tales como la enfermedad celíaca o un síndrome de mala absorción, consulta a tu médico para determinar si debes tomar un suplemento dietético para fortificar tu dieta y proporcionar ciertos nutrientes que son más comunes en productos de origen animal. Además de los nutrientes que estimulan la salud del cerebro, asegúrate también de consumir suficiente calcio, que es necesario para tener huesos saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole crawford | Traducido por barbara obregon