Efectos de la diabetes gestacional no tratada en un recién nacido

La diabetes gestacional es una enfermedad grave que se caracteriza por altos niveles de azúcar en la sangre durante la segunda mitad de tu embarazo. De tres a ocho de cada 100 mujeres embarazadas adquirirá la diabetes gestacional. Si no se trata, la diabetes gestacional puede afectar la salud de tu bebé recién nacido de varias maneras.

Alto peso al nacer

Cuando tienes diabetes gestacional, tu cuerpo produce un exceso de insulina, causando que los niveles de glucosa se ​​eleven en tu cuerpo, así como la de tu bebé nonato. El cuerpo de tu bebé responde a tus altos niveles de glucosa mediante el almacenamiento de exceso de grasa, lo que puede hacer que tu bebé sea más grande de lo normal en el momento del nacimiento. El alto peso al nacer o macrosomía, puede dar lugar a complicaciones para el bebé, incluyendo un parto difícil y el riesgo para la diabetes y la obesidad en el futuro.

Azúcar bajo en la sangre

Si tienes niveles altos de azúcar en la sangre durante el embarazo, lo cual es típico de la diabetes gestacional, tu bebé puede nacer con bajo nivel de azúcar en la sangre. Después del nacimiento, el cuerpo de tu bebé recién nacido se ve privado del suministro continuo de azúcar de tu cuerpo. Esto provoca niveles bajos de azúcar en la sangre, o hipoglucemia, en tu bebé. La hipoglucemia es generalmente más grave durante los primeros días de vida de tu bebé. Es una enfermedad grave, pero tratable, y que a menudo mejora rápidamente.

Factores de riesgo

Existen varios factores de riesgo para la diabetes gestacional. Uno de los principales factores de riesgo es el sobrepeso. Tu riesgo también es elevado si tienes un padre o un hermano que tiene diabetes. Si has tenido diabetes gestacional en el pasado, o si has dado a luz a un bebé que pesó más de nueve libras, tu riesgo es sustancial. Si tu etnia es afroamericano, nativo americano, asiático, hispano/latino o de las Islas del Pacífico, te encuentras en un mayor riesgo también.

Otras complicaciones

Hay complicaciones adicionales que pueden surgir debido al gran tamaño de tu bebé en el momento del nacimiento. Estos incluyen lesión o trauma durante el parto y la dificultad para respirar. La complicación más grave de la diabetes gestacional no tratada es un ligero aumento en el riesgo de muerte de tu bebé. El control de tus niveles de azúcar en la sangre puede reducir drásticamente este riesgo. Si estás embarazada y crees que puedes tener diabetes gestacional, ponte en contacto con tu proveedor de atención médica inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por erica perna | Traducido por roberto garcia de quevedo