Los efectos de demasiados antioxidantes

Los antioxidantes regularmente tienen buena publicidad debido a que tienen efectos benéficos que ayudan a prevenir enfermedades, pero estos compuestos poderosos también tienen un lado oscuro. Consumir demasiados antioxidantes en forma de suplementos pueden conducir a un riesgo incrementado muerte y enfermedad en lugar de tener un efecto positivo. La diferencia, sin embargo, reside en la forma en que se obtienen los antioxidantes, si es por medio de suplementos o con los alimentos como parte de una dieta balanceada y saludable.

Antioxidantes

Los antioxidantes incluyen miles de compuestos diferentes, incluyendo la vitamina C, el selenio, el manganeso, el licopeno y el betacaroteno. De acuerdo con la Mayo Clinic, estas vitaminas, minerales y fitoquímicos pueden ofrecer una protección en contra de un rango de enfermedades, incluyendo el cáncer, las enfermedades cardíacas, las enfermedades neurodegenerativas y los problemas de visión. Estas trabajan para evitar el daño provocado por los radicales libres, que son producidos como productos colaterales del metabolismo normal.

Riesgos

Aunque los antioxidantes confieren muchos beneficios, tomar demasiado de uno o algunos antioxidantes al mismo tiempo o tomar dosis altas durante un período de tiempo extendido puede conducir a problemas. Un meta-análisis de los estudios hechos por la Cleveland Clinic descubrió que los complementos de betacaroteno incrementan el riesgo de mortalidad significativamente e incrementen ligeramente el riesgo de enfermedad cardiovascular. La dosis exacta que puede provocar este efecto permanece desconocida, pero la Cleveland Clinic recomienda evitar los suplementos de betacaroteno y descontinuar otros estudios que involucren este antioxidante por su riesgo. En algunos casos, el nivel que puede ser considerado demasiado de un antioxidante en específico depende de otros factores del estilo de vida. Un estudio publicado en noviembre de 1996 en el "Journal of the National Cancer Institute" dice que los fumadores que toman suplementos de betacaroteno tienen un riesgo incrementado de cáncer de pulmón en comparación con aquellos que no lo toman. Otro antioxidante bien estudiado que puede provocar daños cuando se consume en exceso es la vitamina E. De acuerdo con la Office of Dietary Supplements, las dosis mayores a 150 IU por día comienzan a incrementar el riesgo de muerte, con el riesgo de incrementar aún más junto con la dosis. Las dosis de 50 a 400 IU se han vinculado a un riesgo incrementado de accidente cerebrovascular hemorrágico.

Mecanismo

El mecanismo detrás de la acción protectora de los antioxidantes es el mismo que los hace potencialmente peligrosos en cantidades altas. Los antioxidantes funcionan bien al ceder electrones a compuestos a los que les falta uno. Estos compuestos sin suficientes electrones son llamados radicales libres y pueden hacer alboroto a lo largo del cuerpo, destruyendo componentes celulares en su búsqueda para adquirir un electrón. Un suministro adecuado de antioxidantes detiene a estos radicales libres en su camino, pero al hacerlo, terminan perdiendo electrones ellos también. El cuerpo normalmente puede proporcionar suficientes antioxidantes propios para suministrar a estas moléculas recientemente necesitadas, pero un exceso de antioxidantes puede corromper este equilibrio.

Consideraciones

Se han hecho pocos estudios con humanos para investigar los efectos potenciales de las dosis en exceso de los antioxidantes además del betacaroteno y la vitamina E, así que los efectos de la mayoría de estas sustancias permanecen desconocidos. La mejor solución para evitar tomar demasiado de un antioxidante en específico es elegir alimentos integrales en lugar de suplementos. Como los antioxidantes trabajan en conjunto con otros componentes en la dieta, el problema de tener demasiados antioxidantes podría ser el resultado de aislar estos compuestos, no una falla de los compuestos en sí.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por laura de alba