Efectos del refresco en el estómago

El refresco es una bebida dulce que muchas personas consumen diariamente. El refresco contiene una gran variedad de ingredientes con poco valor nutricional. El refresco no encaja en ningún grupo como alimento saludable, y sus ingredientes pueden irritar tu estómago y sistema digestivo. Si bebes mucho refresco y empiezas a desarrollar síntomas, busca el consejo de tu médico o encargado de la salud.

Reflujo

En algunos casos, beber refresco constantemente puede irritar tu estómago y esófago. Cuando esto ocurre, se conoce como reflujo o reflujo gastroesofágico. Esta condición sucede cuando el esfínter esofágico inferior no se cierra o abre intermitentemente - causando que el ácido estomacal suba por tu garganta, creando sabor amargo en la boca y una sensación de ardor en la garganta y en el pecho -. Un ingrediente principal en muchos refrescos es el ácido fosfórico. Este ácido puede hacer que el ácido estomacal suba de nivel, provocando el reflujo de ácido. Con el tiempo, el consumo de grandes cantidades de refresco con ácido fosfórico puede dañar el estómago y el revestimiento del esófago. Daños a largo plazo sobre este tejido te harán propenso a tener esófago de Barrett, estenosis, daño a la mucosa del estómago y cáncer de esófago y esofágico, según explica el National Digestive Diseases Information Clearinghouse.

Úlceras pépticas

Una úlcera péptica ocurre cuando el ácido del estómago erosiona algunas partes del estómago, del intestino y del esófago. Las úlceras, en esencia, son llagas que están dentro del cuerpo - llagas que pueden sangrar y causar graves complicaciones de salud -. Los síntomas incluyen dolor en el abdomen (que puede ser aliviado mediante medicamentos reductores de acidez), vómitos de sangre, heces de color oscuro y pérdida repentina de peso. Beber refrescos, especialmente aquellos con cafeína, puede irritar las úlceras pépticas, según explica la University of Maryland Medical Center. Si has tenido problemas con algún tipo de úlcera en el pasado, tu médico puede recomendarte que dejes los refrescos y otras bebidas gaseosas con altas cantidades de ácido.

Aumento de peso

Beber refrescos de forma regular puede conducir a un aumento de peso, especialmente en el estómago o en el área abdominal. La Harvard School of Public Health informa que los refrescos son uno de los principales contribuyentes al aumento de peso en la sección media del cuerpo. Con el tiempo, este aumento de peso puede también incrementar el riesgo hacia problemas de salud, como la diabetes tipo 2, la obesidad, enfermedades del corazón, hipertensión y derrames cerebrales.

Hinchazón

Aunque la hinchazón no es necesariamente algo que peligre la vida, puede causarte muchas incomodidades. Los síntomas de hinchazón incluyen una sensación de llenura en el abdomen, urgencia de pasar los gases, y un abdomen doloroso o sensible al tacto. La eliminación de los alimentos y bebidas carbonatados, incluyendo los refrescos con gas, te pueden ayudar a controlar los síntomas de hinchazón, señala Drugs.com. Un medicamento anti-gas que incluya simeticona puede deshacer las burbujas de gas y permitir que pasen a través de los intestinos libremente.

Más galerías de fotos



Escrito por julie boehlke | Traducido por eduardo sanchez