Los efectos del jabón antibacterial en la piel

Los jabones antibacteriales han sido los favoritos de los consumidores como resultado del marketing. De acuerdo con la investigación realizada por el Centers for Disease Control and Prevention, la gente compra jabones antibacteriales debido a su percepción de que ofrecen mayor protección al usuario. El brote de gripe H1N1 en 2009 y 2010 llevó a los usuarios a sentir más preocupación sobre la transmisión de gérmenes. Un mayor énfasis en el lavado de las manos llevó a la gente a encontrar seguridad en los jabones antibacteriales; sin embargo, una investigación de la CDC descubrió que el antibiótico de estos jabones no es mejor que los jabones para manos regulares para matar gérmenes.

Resequedad en la piel

El efecto mayor encontrado en el jabón antibacterial es la resequedad en la piel. La American Skin Association aconseja a la gente con piel seca evitar el jabón antibacterial. El poderoso agente antibiótico en el jabón, el triclosán, le quitaba la piel sus aceites hidratantes, según el sitio oficial de Mayo Clinic. Los resultados pueden diferir, yendo desde comezón leve y enrojecimiento hasta la irritación y descamación.

Desbalance hormonal

Las investigaciones muestran que el jabón antibacterial puede cambiar la composición de las hormonas de células humanas y animales en pruebas de laboratorio. En la Universidad de California, los científicos de Davis descubrieron que el triclosán "aumenta la expresión de genes que normalmente regula la testosterona", causando que las glándulas que dependen de la testosterona, incluyendo la próstata, crezcan más. Como resultado, los científicos concluyeron que el jabón antibacterial es una sustancia de alteración endocrina.

Absorción del triclosán

Una de las funciones de la piel es liberar y absorber elementos. "Los Angeles Times" citó una encuesta realizada por la Food and Drug Administration, que mostró que de los 2,517 participantes de un estudio de orina, el 75% salió positivo con triclosán. La FDA no está segura del impacto que tiene el triclosán en los órganos internos, pero el laboratorio de pruebas animales mostró distorsiones en las hormonas de la tiroides. También la infertilidad se hizo evidente debido a que los niveles de testosterona y estrógenos en el cuerpo disminuyeron. El 8 de abril de 2010, la FDA anunció una investigación formal sobre la seguridad del triclosán.

Sin efectos en lo absoluto

Un creciente cuerpo de evidencia muestra que los jabones antibacteriales no son mejores para matar los gérmenes que los jabones regulares. Una actualización del consumidor realizada por la FDA también publicada en abril del 2010, reportó que no había "evidencia de triclosán en los jabones antibacteriales y de que los jabones líquidos proporcionen algún beneficio" en comparación con los jabones que no tienen una etiqueta antibacterial.

Más galerías de fotos



Escrito por jared paventi | Traducido por mayra nava