Efectos del tiempo frente a la pantalla en el desarrollo infantil temprano

La televisión y los videojuegos a menudo son acusados de ser una mala influencia para los niños porque muchos representan violencia con pistolas y otras armas, y en algunos casos dejan que gane "el malo". El tiempo frente a la pantalla tiene su propio lugar en el desarrollo infantil temprano ya que ciertos programas, vídeos y sitios de Internet pueden ser tanto divertidos como educativos. La programación apropiada a la edad que es vista con moderación puede tener un efecto positivo en el desarrollo de tu pequeño, mientras que demasiado tiempo frente a la pantalla, incluso con los programas y vídeos saludables, no es muy constructivo.

Importancia

El tiempo frente a la pantalla puede ser poco saludable para el cerebro en desarrollo de tu infante cuando interfiere con su tendencia a explorar, correr y jugar con otros niños o adultos, señala FamilyDoctor.org, un sitio web publicado por la American Academy of Family Physicians (AAFP). Las interacciones de la vida real promueven el aprendizaje y el desarrollo social y físico saludable. Un niño pequeño aprende más de golpear entre sí dos tapas de cazuela mientras se sienta contigo en la cocina de lo que aprendería al mirar una pantalla por cualquier cantidad de tiempo, ya que los dos interactúan incluso sólo con hacer contacto visual.

Efectos

Exponer a un niño menor de dos años a la TV, videojuegos o a una computadora puede afectar su memoria a corto plazo, sus habilidades de lectura y el desarrollo de su lenguaje a largo plazo, como lo señala el Dr. David Hill en HealthyChildren.org, un sitio web publicado por la American Academy of Pediatrics. De hecho, el simple sonido de fondo de una TV puede retrasar el desarrollo del lenguaje incluso si nadie la está viendo. Un padre habla aproximadamente 940 palabras por hora cuando un infante está dentro del alcance del oído; cuando la TV está encendida ese número se desploma hasta 170, escribe Hill en un artículo publicado en HealthyChildren.org. Entre menos hables, menos aprende tu hijo.

Contribuye a problemas de peso

Los niños que pasan con regularidad entre dos y cuatro horas al día viendo televisión son más propensos al sobrepeso. Para muchos niños, tomar un bocadillo como unas papas fritas o galletas puede ir de la mano con pasar tiempo frente a una pantalla. La publicidad televisiva empeora las cosas al promover los bocadillos poco saludables como las barras de dulce y las sodas azucaradas. Permitir menos tiempo frente a la pantalla puede ayudar a prevenir el aumento de peso y reducir el índice de masa corporal de tu hijo (IMC). Este IMC usa las medidas de altura y peso para calcular la grasa corporal de una persona. La obesidad infantil puede provocar una variedad de problemas de salud en la edad adulta, incluyendo la diabetes tipo 2, apnea del sueño y enfermedad cardíaca causada por presión sanguínea y colesterol elevados, advierte the U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

Preocupaciones conductuales

La exposición excesiva a la violencia en la TV y en los juegos de vídeo y de computadora puede insensibilizar a los niños ante la agresión y la brutalidad. Un niño puede llegar a ver la conducta violenta como una forma normal y efectiva de resolver problemas. La programación violenta también puede producir miedo y ansiedad en un niño al preocuparse de que algo terrible que vio en la pantalla le sucederá. Tales pensamientos atemorizantes pueden producir problemas del sueño y pesadillas. Los niños de 5 años en adelante que se sientan por más de dos horas diarias frente a la TV o a la computadora están en mayor riesgo de desarrollar problemas sociales, emocionales y de atención, como lo señala MayoClinic.com.

Consideraciones

Busca vídeos de buena calidad y adecuados a la edad, o usa una guía de programación para seleccionar programas adecuados y mira la televisión con tu hijo siempre que sea posible. Como mínimo, revisa los primeros minutos del programa para asegurarte de que es apropiado para tu pequeño. Asoma tu cabeza en la habitación de vez en cuando a lo largo del programa para asegurarte de que el contenido se mantiene consistente. Los niños en edad preescolar, de los 3 a los 5 años, pueden beneficiarse de los programas de televisión educativos. Los programas producidos de forma inteligente pueden mantener a tus hijos atentos mientras aprenden matemáticas, ciencias, lenguaje y otras habilidades. Mantén el tiempo de televisión a dos horas por día sin importar cuán educativa sea la programación, recomienda la AAP.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por alejandro cardiel