Los efectos del exceso de ácido en el cuerpo

Si demasiado ácido se acumula en tu cuerpo, el médico puede diagnosticarte una condición llamada acidosis. Hay dos formas principales de acidosis metabólica: la que se produce cuando hay demasiado ácido en tu cuerpo, y la acidosis respiratoria, que se produce cuando hay demasiado dióxido de carbono en tu cuerpo. Generalmente, la acidosis se desarrolla como resultado de la diabetes no controlada; diarrea crónica, y enfermedad respiratoria, renal o hepática. Cuando es grave, los efectos de la acidosis pueden ser peligrosos para la vida.

Malestar estomacal


La acidosis puede causar leves trastornos estomacales.

Inicialmente la acidosis puede causar leves trastornos estomacales en personas afectadas. Es posible que sientas náuseas o vómitos, y puedes desarrollar una disminución normal del apetito. Estos efectos del exceso de ácido en el cuerpo por lo general persisten y aumentan en intensidad hasta que se resuelve la situación.

Dolor de cabeza, debilidad y fatiga


La acidosis puede ser debilitante.

Los niveles inusualmente altos de ácido en tu cuerpo pueden evitar que tus órganos vitales reciban el oxígeno que necesitan. En consecuencia, los músculos pueden sentirse inusitadamente débiles o tal vez no tengas la energía necesaria para mantenerte activo durante todo el día. El dolor de cabeza y la fatiga excesiva pueden dificultar que permanezcas enfocado y permanezcas atento al realizar tus actividades normales. A medida que la acidosis persiste, esos efectos pueden ser debilitantes y pueden evitar que te muevas normalmente sin ayuda.

Dificultades respiratorias

Las dificultades respiratorias también pueden surgir como consecuencia de los niveles en sangre anormalmente altos de ácido. Puedes notar que tu respiración se hace más rápida o profunda. Una respiración acelerada puede provocar mareos o desvanecimientos y puede exacerbar el malestar de dolor de cabeza. En casos graves de acidosis, puedes dejar de respirar, lo que podría causar graves complicaciones de salud.

Confusión


Algunos efectos de la acidosis pueden interferir con tu vida laboral.

La acidosis puede limitar la cantidad de oxígeno que recibe tu cerebro. Sin un suministro suficiente de oxígeno, los nervios en el cerebro no pueden transmitir señales normalmente por todo el cuerpo. Por lo tanto, podrías sentirte inusualmente confuso o ansioso. Estos efectos de la acidosis pueden hacer que sea difícil completar tus responsabilidades diarias y puede afectar tus interacciones con amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Shock, coma o muerte


Si experimentas síntomas consulta con tu médico.

Si no se detecta o no es tratada, demasiado ácido en tu cuerpo puede dar lugar a una disminución significativa de la presión arterial, también llamada shock. El shock puede causar dolor en el pecho, mareos, piel pálida o azulada, sudoración, pulso acelerado, respiración superficial, o inquietud. Cuando los niveles de ácido en el cuerpo permanecen crónicamente altos, la acidosis grave también puede resultar en pérdida del conocimiento, coma, insuficiencia orgánica e incluso la muerte. Busca atención médica de emergencia si tienes alguno de los efectos de la acidosis para asegurarte de recibir una atención rápida y adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por rae uddin | Traducido por maría florencia lavorato