Los efectos del entrenamiento de altitud en los atletas

Si vives cerca del nivel del mar y planeas competir en zonas altas, la aclimatación temprana y entrenamiento en la altura te dará una ventaja competitiva. Pero es incierto si las adaptaciones que tu cuerpo produce del entrenamiento en altura tendrán un efecto positivo o prolongado en el rendimiento a nivel del mar. La comprensión de cómo tu cuerpo se adapta a la altitud te ayudará a planificar tu programa de entrenamiento para el máximo rendimiento a cualquier nivel.

Yendo más arriba

Una subida repentina a gran altitud puede tener un profundo impacto en tu rendimiento deportivo. Debido a la baja presión atmosférica a gran altitud, la presión parcial de oxígeno que respiras es menor que a nivel del mar, lo que reduce la cantidad de oxígeno disponible para la actividad física. Cuando el oxígeno se reduce a niveles que perjudiquen tu rendimiento, se dice que uno está hipóxico. Según el fisiólogo Frank B. Wyatt, PhD de la Midwestern State University, a una altura de unos 5.000 pies, el VO2 máximo, la cantidad máxima de oxígeno que puedes utilizar durante el ejercicio intenso, comienza a disminuir y tu rendimiento disminuye. El VO2 máximo desciende linealmente con aumentos incrementales en altura por encima de 5.000 pies a una velocidad de alrededor de 3 por ciento por cada 1.000 pies.

En la zona

La hipoxia desencadena una serie de reacciones metabólicas que te ayudarán a adaptarte a tu nuevo entorno, un proceso denominado aclimatación. Según Wyatt, las tasas individuales de aclimatación pueden variar a partir de dos semanas a varios meses. Una adaptación significativa a la hipoxia es un aumento en las células rojas de la sangre y la hemoglobina, la proteína transportadora de oxígeno que se encuentra en las células rojas de la sangre. Un estudio sueco de 1992 por Berglund sobre atletas sanos, publicado en ""Sports Medicine", encontró que con el entrenamiento regular, la hemoglobina aumentó a razón de un 1 por ciento por semana. Debido a la diferencia en la hemoglobina entre el nivel del mar y la altura es de aproximadamente 12 por ciento, Berglund especuló que se necesitarían alrededor de 12 semanas para que los atletas se vuelvan totalmente aclimatados.

Eliminar el zumbido

Muchos atletas esperan que las capacidades mejoradas de transporte de oxígeno obtenidas en la altura les darán una ventaja competitiva a nivel del mar. Sin embargo, de acuerdo con Mark Jenkins, MD, de la Universidad Rice, hay una falta de evidencia científica que apoye la idea. Debido a la disminución del VO2 máximo, no te puedes entrenar en las mismas intensidades como a nivel del mar y tu salud cardiovascular puede disminuir. Lo que es más, Wyatt señala que después del entrenamiento prolongado en la altura, la masa muscular disminuye, una adaptación que puede perjudicar el rendimiento a nivel del mar. Según Sports Fitness Advisor, después de cuatro a seis semanas en la altura, la masa muscular de un atleta puede disminuir hasta en un 20 a 25 por ciento.

Volver abajo

En lugar de entrenamiento a gran altitud con la esperanza de mejorar el rendimiento a nivel del mar, un enfoque alternativo es entrenar a baja y vivir en lo alto. La idea es entrenarse a altitudes más bajas, donde se pueden realizar el pico de VO2 máximo, y vivir a gran altura por lo que te darás cuenta de los beneficios del aumento de la hemoglobina. Según Altitude.org, se ha demostrado que el enfoque bajo en vivo de alta trenes para mejorar el rendimiento en los eventos deportivos que duran entre ocho y 20 minutos. Sin embargo, tendrías que pasar más de 12 horas por día en la altitud durante al menos tres semanas para obtener los beneficios de aclimatación.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por blas isaguirres