Los efectos del entorno en el desarrollo temprano del lenguaje

En 1970, las autoridades se dieron cuenta de un niño que el mundo conocería como "Genie". Genie había pasado su vida socialmente aislado, atado a una silla o cerrado en una jaula. A los 13 años, tenía un vocabulario de sólo alrededor de 20 palabras. Más allá de los numerosos intentos de los trabajadores sociales y psicólogos, la comunicación verbal de Genie nunca se desarrolló completamente. Este trágico caso hizo surgir nuevas preguntas sobre la importancia del entorno en la adquisición temprana del lenguaje en la niñez, un tema que los investigadores continúan estudiando.

Comunicación y estructura de la oración

Un estudio de 2002 hecho por investigadores de la University of Chicago revelaron la sintaxis o estructura de la oración, se aprende en lugar de ser innato. Esencialmente, los investigadores descubrieron que hablar a los niños pequeños con oraciones completas y complejas, en lugar de hablar con "idioma de bebé", los ayuda a desarrollar la capacidad de entender y utilizar estructuras de oraciones complejas. Los psicólogos cognitivos ya sabían que "el grado de complejidad en el lenguaje de los niños estaba directamente relacionado con el de sus padres" pero no habían determinado aún si se debía a una ventaja genética o debido al entorno del niño. Los investigadores estudiaron clases de preescolar para evaluar los efectos de la estructura de oraciones del maestro y el uso del lenguaje en niños. Los alumnos de maestros que frecuentemente utilizaban oraciones complejas desarrollaron habilidades de lenguaje avanzadas dos veces más rápido en comparación con las aulas donde el maestro utilizó un lenguaje más simple.

Vocabulario de los padres

El vocabulario del principal cuidador puede ser uno de los indicadores más importantes del desarrollo del vocabulario en los niños pequeños. Además, la adquisición temprana del vocabulario está directamente relacionada con el éxito académico futuro. Un estudio de Florida Atlantic University descubrió una correlación positiva entre el nivel socioeconómico y el vocabulario de un niño. El estudio aisló un factor particular, el vocabulario maternal, y descubrió que las madres ubicadas en una brecha socioeconómica alta no sólo tenían vocabularios más avanzados, sino que también le hablaban a sus hijos utilizando lenguaje más complejo, que las madres ubicadas en la brecha media.

Guardería y vocabulario

Alrededor del 75 por ciento de los niños tienen madres que trabajan fuera de la casa al menos media jornada. Como resultado, muchos niños pasan una parte significativa de sus años de formación en una instalación para el cuidado de niños, como una guardería, una guardería en el hogar o bajo el cuidado de un familiar. Un estudio de la Purdue University analizó datos de niños pequeños en diferentes establecimientos de cuidado de niños y descubrió que la cantidad y calidad del cuidado de los niños, afectó directamente el vocabulario de un niño y la velocidad de lectura durante los primeros años de escuela. Los niños que reciben un cuidado de mayor calidad tenían mejor vocabulario cuando eran evaluados en el jardín de infantes hasta quinto grado, particularmente cuando se los comparaba con niños en una guardería. La cantidad de tiempo que pasan en la guardería también tenía una correlación negativa con las puntuaciones de los exámenes de vocabulario posterior.

Más galerías de fotos



Escrito por layne wood | Traducido por aldana avale