Efectos del azúcar sobre los senos paranasales

El azúcar se encuentra en una amplia variedad de alimentos que van desde cereales para el desayuno hasta aderezos para ensaladas. De hecho, el estadounidense promedio consume más de 30 cucharaditas de azúcar refinada al día, de acuerdo con la dietista registrada Sandra Woodruff en su libro, "The Complete Diabetes Prevention Plan". Esto es el alimento a la cabeza del gran consumo de alimentos altos en carbohidratos como el pan blanco, el arroz y los productos horneados. El impacto del azúcar en el cuerpo humano sigue siendo tema de debate, pero más y más profesionales de la salud creen que tiene un efecto perjudicial sobre el sistema inmunológico, causando problemas que van desde la fatiga a los problemas de los senos paranasales a largo plazo.

Sinusitis

La sinusitis es un posible efecto del azúcar en los senos, de acuerdo con Jacob Teitelbaum, MD, en su libro, "Beat Sugar Addiction Now!". Por lo general, esto tiene que ver con el crecimiento de la levadura de hongos que se alimentan de azúcar, lo que a su vez provoca una reacción inflamatoria en los senos. Se crea inflamación, lo que bloquea el drenaje de la nariz y los senos paranasales. La sinusitis suele tratarse con antibióticos, pero esto hace que el crecimiento de los hongos sea peor, lo que puede llevar a sinusitis crónica, indica Teitelbaum. Una forma de luchar contra la sinusitis es reducir la ingesta de azúcar de forma significativa o eliminarla.

Sistema inmune

El Dr. Robert S. Ivker afirma en su libro, "Sinus Survival", que el azúcar debilita el sistema inmunológico, lo que conduce a mayores posibilidades de infecciones de los senos. Cuando se debilita el sistema inmunológico, se es más susceptible a las bacterias malas y también alergias. Si el sistema inmunitario es deprimido durante largos períodos de tiempo, las enfermedades autoinmunes pueden convertirse en un problema. También, las infecciones de los senos pueden comenzar a ocurrir con regularidad.

Producción de moco

Según la quiropráctico Ellen W. Cutler en su libro, "Live Free from Asthma and Allergies", una intolerancia de azúcar causa una acumulación de mucosidad en la nariz y los senos paranasales. Cutler cree que la incapacidad para digerir adecuadamente azúcares y almidones es bastante común, y que la intolerancia de azúcar sin diagnosticar juega un papel en muchos tipos de sensibilidades, incluyendo aquellas en los senos. Los antojos de azúcar y los hidratos de carbono a menudo acompañan la intolerancia a la misma, por lo que date cuenta si deseas los alimentos azucarados entre comidas o como un manera de pasar el día, y si tu nariz empieza a gotear después de comerlos.

Impacto en el hígado

El azúcar también tiene un impacto negativo en el hígado, de acuerdo con la acupunturista Jason Elias en su libro, "Chinese Medicine for Maximum Immunity", que a su vez afecta a los senos, ya que el hígado ayuda a diluir la mucosidad. Cuando el hígado no está funcionando correctamente, el moco se acumula en el seno y las fosas nasales, y no son capaces de drenarlo correctamente. El azúcar provoca estrés en las glándulas suprarrenales, que impactan negativamente en los niveles de azúcar en la sangre y hace que el hígado trabaje más duro para mantener el equilibrio de azúcar en sangre.

Más galerías de fotos



Escrito por christine garvin | Traducido por verónica sánchez fang