Efectos del azúcar en la digestión

El azúcar proporciona tanto beneficios para la salud como consecuencias negativas. Suministra una fuente importante de energía que es fácil para el cuerpo de metabolizar y utilizar. Sin embargo, si se consumen grandes cantidades de azúcar, puede aumentar el riesgo de obesidad y de las complicaciones que puede causar, como la diabetes y enfermedades del corazón. Los efectos del azúcar se producen debido a la forma en que el cuerpo la digiere y utiliza.

Tipos de azúcar

Hay varios tipos de azúcar, cada uno puede tener diferentes efectos sobre la digestión y otras partes del cuerpo que están estrechamente vinculadas a ella. Cada uno varía en su estructura química, lo que representa diversos efectos. La sacarosa es el azúcar común de mesa. Otros tipos incluyen la fructosa en las frutas y la lactosa en la leche. También encontrarás productos hechos por el hombre, incluyendo el jarabe de maíz alto en fructosa, edulcorante de maíz y melaza. Además, hay una gran cantidad de los edulcorantes artificiales como el aspartamo y la sacarina.

Digestión


El azúcar se digiere más rápido que las grasas o las proteínas.

Los azúcares son degradados por enzimas específicas para el tipo de azúcar. Por ejemplo, la lactasa digiere la lactosa y la maltasa digiere la maltosa. La sacarosa se metaboliza en el intestino delgado por una enzima que la descompone en glucosa y fructosa. La glucosa es la forma de azúcar que circula en el torrente sanguíneo que es controlado por el páncreas. Cuando se consumen alimentos que contienen azúcar, tu cuerpo libera insulina para almacenar los excedentes. El azúcar es una fuente vital de energía, lo que explica por qué el cuerpo trata de almacenar el exceso de ingesta alimentaria.

Efectos de la fructosa

El consumo de bebidas que contengan fructosa pueden afectar la digestión sana. Un estudio realizado por University of California, publicado en la edición 2009 de mayo del "Journal of Clinical Investigation", encontró que el cuerpo controla la glucosa y la fructosa de manera muy diferente. Los investigadores explicaron que el cuerpo humano tiene mecanismos biológicos para el manejo de la glucosa. La fructosa por el otro lado, aumenta de la formación de grasa o lípidos. También disminuye la sensibilidad a la insulina. Esto significa que el cuerpo se hace cada vez más resistentes a los efectos de la insulina para bajar el azúcar en la sangre. Este es un riesgo importante para el desarrollo de diabetes.

Azúcar en sangre

Otro efecto del azúcar en la digestión se refiere a sus efectos sobre los niveles de glucosa en la sangre. Al ingerir alimentos que contengan azúcar, la digestión la libera en el torrente sanguíneo. Si tus niveles de azúcar se alzan, puede causar aumento de sed y náuseas. Del mismo modo, si los niveles azúcar en la sangre se elevan, puedes experimentar dolores de cabeza o mareos. También puede provocar apetito, lo que puede conducir a comer en exceso. Tu cuerpo libera una hormona que estimula el apetito, cuando tus niveles de azúcar en la sangre y la energía que proporciona caen por debajo de los niveles normales. Tu dieta rica en azúcar puede sentar las bases para el aumento de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por chris dinesen rogers | Traducido por gabriela nungaray