Efectos del alcohol en el bienestar

Para relajarse después de un duro ejercicio, muchas personas utilizan el alcohol en forma de cerveza, vino o bebidas mezcladas. Pero antes de buscar una muy fría, considera esto: beber excesivamente tienen impacto negativo sobre varios aspectos del bienestar. Al aprender sobre la relación entre el alcohol y el bienestar, puedes proteger tu tan trabajado físico mientras que disfrutas los beneficios de un consumo de alcohol moderado.

Desempeño atlético

Como otras tareas que requieren coordinación y precisión cognitiva, la habilidad de ejercitarse o jugar deportes se puede ver afectada de forma negativa por el alcohol. De acuerdo con Sports Doctor, el alcohol impide el tiempo de reacción, el equilibrio y la coordinación mano-ojo, que es lo que requieres para un desempeño atlético óptimo. Además, el alcohol actúa como diurético acelerando la pérdida de fluidos y electrolitos que tu cuerpo necesita para una hidratación apropiada. Al incrementar la producción de ácido láctico, el alcohol puede empeorar la fatiga durante el ejercicio. Otros efectos incluyen la dilatación de los vasos sanguíneos, mayor transpiración y deshidratación.

Aumento de peso

Al igual que la soda, el alcohol contiene calorías que pueden contribuir a aumentar de peso. Beber más de dos bebidas alcohólicas por día puede conducir a un aumento en la grasa abdominal. Aunque la condición es frecuentemente llamada barriga de cerveza, cualquier bebida alcohólica puede provocar ese aumento peso si se la consume en exceso. Para evitar ganar grasa abdominal, la Integrative Medicine de la Universidad de Michigan sugiere limitar la ingesta de alcohol a dos o menos bebidas por día y monitorear tu ingesta calórica general.

Crecimiento muscular reducido

La síntesis de proteínas es vital para el desarrollo muscular y el mantenimiento. Como el alcohol impide este proceso, beber puede interferir con tu habilidad para aumentar y mantener el músculo. También provoca una caída en los niveles de testosterona mientras que se incrementa el cortisol, una hormona que destruye el músculo. Para evitar la pérdida muscular, evita beber alcohol poco tiempo antes o después de ir al gimnasio. Elige bebidas hidratantes como el agua o las bebidas deportivas en lugar de bebidas alcohólicas y monitorea tu ingesta de alcohol general.

Salud cardíaca

En algunos casos, el consumo de alcohol moderado puede ser benéfico para la salud en general. Un artículo del Dr. Sanjay Gupta en la revista "Time" explica que beber de forma moderada afecta al cuerpo en una forma similar a la del ejercicio, incrementando los niveles de colesterol saludable y de esta forma reduciendo el riesgo de enfermedad vascular. Cuando se añade un estilo de vida saludable, el alcohol se une a los efectos positivos del ejercicio sobre la salud cardiovascular. Gupta explica que estos beneficios positivos probablemente aplican únicamente a personas de 45 años en adelante. Un consumo excesivo de alcohol aún es dañino para el bienestar en general y la moderación es la clave de un estilo de vida saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por tracii hanes | Traducido por laura de alba