Los efectos del aceite vegetal caducado

Los aceites vegetales aportan calorías energéticas densas a tu dieta. También pueden contener ácidos grasos esenciales y servir como vehículo de absorción de vitaminas liposolubles. Los aceites vegetales se derivan de las semillas de diversas plantas como canola, maíz, semilla de algodón, oliva, cacahuete, cárcamo, soya y girasol. Al igual que cualquier otro producto que contenga altos niveles de grasa, los aceites vegetales tienen vida de aparador. Conoce sobre los efectos de aceites vegetales caducados puede ayudarte a decidir si guardar un producto o descartarlo.

Antecedentes

Los aceites vegetales están hechos de triglicéridos: tres moléculas de ácidos grasos unidas a una de glicerol. Si las cadenas de carbono de los ácidos grasos tienen tantos átomos de hidrógeno como sea posible, los aceites grasos se llaman grasas saturadas. Las grasas insaturadas, por otra parte, tienen menos hidrógenos alrededor de los carbonos de los ácidos grasos. Entre más grande sea la saturación de una grasa, más estable en el aparador será. Los aceites, que son líquidos a temperatura ambiente, son grasas insaturadas y por lo tanto son más susceptibles a arranciarse que las grasas saturadas, las cuales son sólidas a temperatura ambiente.

Tipos de rancidez

Los aceites vegetales expirados pueden estar sujetos a la rancidez hidrolítica u oxidativa. La rancidez hidrolítica implica la descomposición de la molécula de triglicéridos en sus tres ácidos grasos y glicerol. Este proceso ocurre en la presencia de agua y puede resultar en la liberación de ácidos grasos volátiles. En la rancidez oxidativa, el calor o la luz actúan en los ácidos grasos del aceite vegetal en presencia de oxígeno para crear compuestos conocidos como hidroperóxidos. Los hidroperóxidos se vuelven aldehídos oxigenados. Los efectos de los aceites vegetales caducos dependen de si se arrancian hidrolíticamente o de forma oxidativa.

Efectos

Los ácidos volátiles grasos que se liberan durante el proceso de rancidez hidrolítica pueden tener un olor desagradable. Por ejemplo, el ácido burtírico es un ácido graso volátil de cadena corta con el olor característico a mantequilla rancia. Estos ácidos grasos, aunque pueden oler y saber mal, no son dañinos para tu salud. Sin embargo, los aldehídos oxigenados producidos durante la rancidez oxidativa, son tóxicos. Estas moléculas crean una condición de estrés oxidativo en tus células y pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades de las arterias y degenerativas. Los aceites vegetales caducos no sólo pueden ser ofensivos al gusto sino también peligrosos para tu salud.

Otras consideraciones

Los fabricantes a menudo añaden antioxidantes a los aceites vegetales para retrasar el proceso de rancidez. Proteger los aceites vegetales de la luz, el calor, el agua y el oxígeno también puede extender su vida útil. Sin embargo, como puede que no sepas qué tipo de rancidez tiene tu aceite vegetal, la acción más segura es deshacerte de los aceites que hayan pasado su fecha de expiración.

Más galerías de fotos



Escrito por jan annigan | Traducido por lou merino