Efectos del abuso de sustancias de adolescentes en la familia

El abuso de sustancias de adolescentes puede suceder en cualquier familia. Puede involucrar el abuso del alcohol, sustancias ilegales o medicamentos recetados, haciendo estragos en el bienestar psicológico y físico de tu hijo. Sus efectos pueden extenderse también a otros miembros de la familia y romper la unidad familiar. La comprensión de los posibles efectos del abuso de sustancias de los adolescentes en tu familia puede prepararte a enfrentar el problema como una familia.

Los conflictos y la disfunción

Algunos indicadores del abuso de sustancias incluyen cambios de humor drásticos, aumento de las discusiones y siendo reservado o estar retirado de la familia. Estos factores pueden interrumpir el funcionamiento normal entre tú y tu hijo adolescente, y puede conducir a un aumento de los desacuerdos o enfrentamientos, dice la psicóloga familiar de la Universidad de Miami, Howard Liddle, en su artículo, "El abuso de sustancias en adolescentes", en la página web de la American Association for Marriage and Family Therapy. Los conflictos contigo sobre el dinero, la escuela y amigos, por ejemplo, pueden ser efectos secundarios del abuso de sustancias.

Preocupaciones de hermanos

Tratar con un adolescente que bebe o usa drogas puede limitar el tiempo y la atención que das a tus otros hijos. Sentirse ignorados, pueden actuar como un medio de hacerse notar, de acuerdo con el libro de la Substance Abuse and Mental Health Administration, "Tratamiento de Abuso de Sustancias y Terapia Familiar". Un hermano mayor también puede servir como un modelo negativo para los niños más pequeños. El hijo más joven puede participar en el alcohol o el consumo de drogas con el fin de ser como el hermano mayor, según una investigación de Sabina Low, Joann Wu Shortt y James Snyder, publicado en el Journal of Developmental Psychopathology.

Problemas financieros

Varios problemas asociados con el abuso de sustancias de tu hijo pueden jugar un papel importante en vaciar tus recursos financieros. Esto podría incluir la rehabilitación, la intervención terapéutica, y en algunos casos, multas y otros gastos legales derivados de tu hijo al participar en actos delictivos relacionados con el abuso de sustancias. La falta de dinero u otros objetos de valor en el hogar puede indicar que tu hijo está robando para apoyar el alcohol o el consumo de drogas. Tu propia casa es a menudo la primera opción para la búsqueda de recursos para estos fines, dice: "Al crecer libre de drogas: Guía para padres sobre la prevención", una publicación del United States Department of Justice Drug Enforcement Administration y del Department of Education.

Lazos sociales y estrés

Socializar con amigos y parientes lejanos puede ayudar a aliviar el estrés, dándote un sistema de apoyo y proporcionándote alguien con quien hablar en los momentos difíciles. Lidiar con el abuso de sustancias en los adolescentes puede dañar estos contactos o hacerlos difíciles, a medida que tratas de ocultar el problema o pasar todo el tiempo en tratamiento con tu hijo o hacer frente a su escuela y problemas legales. Otras personas en tu vida pueden no entender o saber acerca de lo que estás pasando cuando tu adolescente abusa del alcohol o las drogas y te evita ya que no saben qué decir o cómo ayudar. Puedes evitar a otros porque te sientes avergonzado por la situación.

Más galerías de fotos



Escrito por ayra moore | Traducido por roberto garcia de quevedo