Los efectos de la deficiencia de vitamina D en los folículos pilosos

Ciertas vitaminas y minerales juegan un papel vital en la salud de tu cabello. La vitamina D, por ejemplo, tiene la función de garantizar el ciclo normal de los folículos pilosos y promover el crecimiento del cabello. Muy poco de este nutriente, que proviene del sol, el aceite de hígado de bacalao y los productos lácteos fortificados, puede tener un efecto negativo en los folículos pilosos.

Ciclo de vida

La vitamina D ayuda a mantener el ciclo del crecimiento del cabello, a partir de la fase de crecimiento a la fase de regresión y hasta la fase de reposo. La vitamina D regula la proliferación y la diferenciación epidérmica, y el receptor que se requiere para el ciclo normal del folículo piloso, según Veronica D. Stolzt, autora de "Vitamin D: New Research". Cuando hay una deficiencia de vitamina D, el pelo luce dañado o deja de crecer normalmente.

Escaso crecimiento

La vitamina D impacta los folículos pilosos a través de la estimulación del crecimiento del pelo. Parece que si no hay suficiente vitamina D en los folículos del pelo, el crecimiento del cabello es más lento o puede dejar de crecer por completo. Un estudio de 2002 en University of California Los Angeles School of Medicine publicado en la revista "Endocrinology" señaló que la vitamina D3 parece estimular el crecimiento del pelo en ratones en los que de otra manera no crece pelo.

Características de la vitamina D

La vitamina D es soluble en grasa, lo que significa que las cantidades en exceso se almacenan en la grasa del cuerpo, en lugar de ser eliminada del sistema. Aunque la deficiencia de vitamina D es muy común (algunos estudios estiman que más de la mitad de los estadounidenses son deficientes), también se puede producir una sobredosis de esta. Los niveles de vitamina D se pueden determinar a través de análisis de sangre realizados por un médico. Trabaja en estrecha colaboración con un profesional de la salud para determinar si un lento crecimiento del cabello puede estar conectado a bajos niveles de vitamina D.

Más galerías de fotos



Escrito por christine garvin | Traducido por patricia a. palma