Efectos a corto plazo de no hacer ejercicio

El ejercicio tiene el crédito por numerosos beneficios a largo plazo, incluyendo una reducción de peso saludable, la disminución del riesgo de enfermedad cardíaca y ciertos tipos de cáncer y la mejora de la salud mental. Si no haces ejercicio (incluso a corto plazo) notarás numerosos efectos negativos. Trata de hacer un tiempo de al menos 10 a 15 minutos de actividad todos los días para evitar estas consecuencias.

Fatiga

La fatiga es un efecto común a corto plazo de no hacer ejercicio, dice el American College of Sports Medicine (ACSM). En muchos casos, esto conduce a un ciclo sin fin: estás demasiado cansado para hacer ejercicio y eso produce aún más fatiga. Una investigación conducida en la University of Georgia sugiere que incluso un ejercicio de baja intensidad te puede ayudar a evitar la fatiga y para los adultos sedentarios puede ser una mejor respuesta que la cafeína o las bebidas energéticas.

Incremento en el apetito

El ACSM reporta que quienes realizan ejercicios aeróbicos regularmente y dejan de hacerlo un par de veces puede notar un incremento en su apetito. El ejercicio cardiovascular promueve cambios positivos en las hormonas del hambre y la saciedad gherlina y péptido YY. No debe ser una sorpresa, entonces, que no hacer un ejercicio regular tendrá un efecto negativo sobre los mensajeros del apetito y la satisfacción. Con el tiempo, este incremento en el apetito puede conducir a una ganancia de peso sustancial y el riesgo de tener sobrepeso u obesidad.

Estrés

Los efectos a corto plazo de no ejercitarse también incluyen una mayor dificultad en el manejo del estrés, denota la ACSM. La Stress Management Society reporta que el ejercicio regular puede incrementar la producción de endorfinas, los neurotransmisores que mejoran el humor, promueven la relajación y disminuyen los sentimientos de ansiedad y estrés. Aunque cualquier tipo de ejercicio es mejor que nada, la actividad aeróbica es especialmente efectiva para producir endorfinas. Una falta de tal ejercicio por incluso un período corto te puede hacer más proclive a experimentar estrés.

Mal sueño

Perderse un ejercicio puede provocar que dormir o permanecer dormidos sea más difícil. El ejercicio regular promueve consistencia en tu ciclo de sueño y puede ser efectivo en el manejo del insomnio. La ACSM nota que las personas con hábitos pobres de sueño pueden encontrar difícil dormirse después de no realizar ejercicio durante un par de días. Si estás utilizando el ejercicio como parte de un plan de tratamiento para el insomnio, puedes estar especialmente en riesgo de cambios negativos en tu patrón de sueño, después de perderte un par de sesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn vera | Traducido por laura de alba