Efectos a corto y a largo plazo del estiramiento

Tu cuerpo se basa en tres tipos principales de tejido cuando se trata del movimiento: los músculos, los ligamentos y los tendones. Sin embargo, estos tejidos pueden llegar a estar tiesos con el tiempo, lo que resulta en una reducción de la amplitud de movimiento y un mayor riesgo de lesión. El estiramiento puede ayudar a solucionar este problema, cuando se realiza de de la manera correcta y en el momento adecuado dentro de tu programa de entrenamiento semanal.

Flexibilidad

Uno de los principales efectos a largo plazo del estiramiento es un aumento de tu flexibilidad general. Cuando el estiramiento ya es un hábito, estiras lentamente los tejidos conectivos del cuerpo. Con el tiempo, esto alarga los tejidos, lo que mejora el rango de movimiento en las articulaciones y, a su vez, tu capacidad general para moverte. Junto con la flexibilidad, el estiramiento de estos músculos y tejidos conectivos también puede ayudar a aliviar la rigidez muscular y reducir el riesgo de degeneración de las articulaciones, según indica el American Council on Exercise (ACE).

Rendimiento atlético

El aumento de la flexibilidad y del rango de movimiento también puede traducirse en un mejor rendimiento atlético. Un rango más amplio y más libre de movimiento puede ayudar en el lanzamiento, golpe, balanceo o movimiento general del atleta en la práctica y la competencia. Sin embargo, ten en cuenta que el estiramiento estático, o el estiramiento utilizado para estirar los músculos mientras que el cuerpo está en reposo, justo antes de un juego o práctica, en realidad puede perjudicar el rendimiento atlético, según el Dr. L. W. McDaniel. Los efectos negativos del estiramiento estático antes de la competición atlética pueden durar hasta una hora después de que el estiramiento se haya completado.

Reducción de lesiones

La mayor flexibilidad también puede disminuir el riesgo de lesiones relacionadas con los músculos y otros tejidos conectivos muy estirados o que se han extendido demasiado. Esto es cierto siempre y cuando se habla del estiramiento como una rutina regular, en lugar del estiramiento realizado directamente antes de hacer ejercicio, practicar deporte o jugar. El estiramiento después del ejercicio también puede ayudar a reducir dolores y molestias, según el ACE. Esto es debido a la capacidad del estiramiento para reducir el efecto de reducción y endurecimiento de los tejidos que se produce después del ejercicio y que conduce a dolores y molestias. Debe realizarse una investigación más exhaustiva sobre los efectos reales del estiramiento sobre la reducción de lesiones para proporcionar una respuesta más definitiva sobre cómo exactamente el estiramiento puede ayudar o perjudicar.

Antes o después del ejercicio

El estiramiento siempre debe ser considerado como un ejercicio a ser realizado en forma regular y programada, en lugar de realizarse directamente antes de una sesión de ejercicio, entrenamiento o un juego. El estiramiento se puede realizar después de un ejercicio como parte de tu rutina de enfriamiento, o se puede hacer en otros momentos no relacionados con el ejercicio o la actividad física, durante el día. En lugar de hacer un estiramiento antes del ejercicio, haz un simple calentamiento para acondicionar los músculos y otros tejidos para tu ejercicio. Como ejemplo de un calentamiento, incluye un trote corto, camina 10 o 15 minutos en la cinta de entrenamiento a una baja resistencia, o realiza otros ejercicios desde un nivel de intensidad más bajo hacia una intensidad más alta.

Más galerías de fotos



Escrito por chris sherwood | Traducido por gloria soto