Efectos de correr en la grasa y en el colesterol

El ejercicio regular ayuda a controlar la cantidad de grasa en tu cuerpo y puede promover niveles saludables de colesterol. Un artículo sobre KVAL.com informa que el estrés social puede promover la obesidad y los niveles de colesterol poco saludables. El estrés promueve la obesidad debido a que tu cuerpo libera una hormona de estrés que mueve la grasa de otras partes de tu cuerpo en el abdomen, y la obesidad abdominal aumenta el riesgo de tener mayores niveles de colesterol, así como de sufrir enfermedades del corazón. El artículo recomienda el ejercicio regular para reducir los efectos negativos del estrés.

Reducción de grasa

Correr puede reducir la cantidad de grasa en tu cuerpo. Según un artículo publicado en el sitio web Peak Performance, la reducción de grasa al correr no es inmediata, pero los resultados acumulados pueden ser impresionantes. Según los especialistas de la Federación Nacional de Entrenadores Personales, del 65 por ciento al 95 por ciento de las calorías que se queman durante el ejercicio aeróbico, como correr, proviene de las reservas de grasa de tu cuerpo. La proporción exacta de calorías grasa que quemas depende de tu condición aeróbica y la intensidad de la actividad.

Grasa contra glucógeno

Tu cuerpo quema calorías para obtener energía mientras corres, y correr duro y por más tiempo requiere más energía. Sin embargo, el sitio web de Peak Performance informa que las contribuciones de energía de las calorías de grasa disminuye a medida que la demanda de energía sube. Mientras más largas e intensas sean las sesiones se queman más calorías de las reservas de glucógeno en el cuerpo y no queman calorías de grasa. El glucógeno es la energía que tu cuerpo almacena de hidratos de carbono.

Estímulos metabólicos

El ejercicio cardiovascular de intensidad superior, como correr, puede aumentar tu metabolismo después de completar la carrera. SG fitness informa que tu cuerpo puede seguir quemando calorías de grasa horas después de completar una sesión de funcionamiento intenso. Los ejercicios cardiovasculares de baja intensidad no proporcionan este beneficio de quema de grasa extendida. Aunque los ejercicios de menor intensidad energética funcionan exclusivamente a partir de la grasa, el artículo de SG Fitness sugiere que puedes perder más grasa con mayor intensidad corriendo debido al efecto acumulativo de quema de grasa durante y después de la ejecución.

Reducción total de colesterol

Las actividades fásicas como carreras de campo traviesa pueden ayudar a reducir la cantidad de colesterol total en la sangre de manera más efectiva que los ejercicios estáticos, como el entrenamiento con pesas o de lucha libre. Las actividades fásicas utilizan con mayor rapidez los movimientos adaptativos con períodos relativamente cortos en la contracción muscular, mientras que las actividades estáticas requieren menos movimientos y contracciones musculares sostenidas. De acuerdo con un estudio en el "Journal of Lipid Research," las actividades fásicas redujeron los niveles de colesterol total en sujetos de prueba, pero las actividades estáticas no lo hicieron. El estudio informa que los sujetos que tenían una mayor reducción de colesterol también reportaron una mayor actividad de intensidad, por lo que un ejercicio más intenso puede reducir tu nivel de colesterol a comparación con uno de menor intensidad.

Aumento del colesterol

Correr puede promover mayores niveles de colesterol HDL en la sangre. De acuerdo con la American Heart Association, el colesterol HDL es colesterol "bueno", ya que te puede proteger de enfermedades del corazón mediante el transporte de colesterol de tus arterias. El sitio web de Peak Performance informa que mientras más millas corra una mujer más altos pueden ser los niveles de colesterol HDL. Correr 40 millas (64 km) cada semana puede aumentar el colesterol HDL de la mujer y reducir sus posibilidades de desarrollar enfermedades cardíacas en un 30 por ciento. Peak Performance informa que un hombre puede experimentar los niveles más altos de HDL que reducen su riesgo de enfermedad cardiaca en un 10 por ciento por cada 10 millas (16 km) que corra por semana.

Más galerías de fotos



Escrito por miguel cavazos | Traducido por mariana perez