Los efectos de correr por escaleras en las rodillas

Añadir un poco de desafío extra a tu entrenamiento regular puede mantener tu motivación e impulsar a tu cuerpo para un mayor entrenamiento. Al correr por escaleras trabajas los cuádriceps, los glúteos y las pantorrillas y añades intensidad a tu carrera normal. Sin embargo, correr puede pasarle la factura a tus rodillas y correr por las escaleras añade aún más presión sobre tus articulaciones de la rodilla.

Correr y las rodillas

Las lesiones de rodilla son por desgracia muy comunes en los corredores debido a la gran tensión que el golpear el pavimento puede poner sobre tus articulaciones. Correr de forma consistente durante muchos años puede generar que los huesos y el cartílago en la articulación de la rodilla se desgasten con la pesada carga de soportar el cuerpo y el impacto al correr. Un paso en falso puede causar un esguince o una torcedura del músculo, del ligamento o del tendón en la rodilla, causando lesiones y dolor que requieren reposo para ayudar con la curación. La rodilla de corredor, también conocida como dolor patelofemoral puede ocurrir cuando la articulación de la rodilla se irrita o se lesiona por el uso excesivo o por el entrenamiento muy pesado, tal como señala la American Academy of Orthopaedic Surgeons.

Escaleras y las rodillas

Subir escaleras añade considerable presión adicional sobre las rodillas. De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Queen's University que se publicó en "Gait & Posture", la tensión en las rodillas al subir las escaleras es entre tres y seis veces la fuerza del peso corporal normal. Cuando estás corriendo por las escaleras, las rodillas están bajo una tensión equivalente de hasta ocho veces más que la de tu peso corporal.

Osteoartritis

Con el tiempo, correr por las escaleras puede desgastar el cartílago en las articulaciones de la rodilla. Pero si la rótula está fuera de alineación, la tensión de correr por las escaleras puede causar un desgaste aún mayor por el uso y el estrés en el cartílago de la rodilla, causando un deterioro del cartílago. El deterioro del cartílago de la rodilla es una de las causas de la osteoartritis, que se traduce en rigidez, dolor e inflamación de la rodilla.

Tensión y lesiones

Si bien correr por las escaleras puede causar tensión en incluso un atleta muy en forma, realmente puede provocar algo de daño a alguien que ejerce demasiada fuerza demasiado rápido. Si estás tratando de poner en marcha tu régimen de actividad física de correr por las escaleras, disminuye la velocidad y fortalécete primero. Mientras más débiles sean los músculos que soportan la articulación de la rodilla, más probabilidades tendrás de sufrir una lesión en la rodilla, porque no tienen el apoyo que necesitan. Correr por las escaleras cuando has permanecido sedentario o realizando ejercicio ligero, podría causar mucho dolor de rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por diana rodriguez | Traducido por gabriela nungaray