Los efectos de comer tarde en la noche

Casi todos comen tarde en la noche en alguna ocasión. En algunos casos comer a altas horas de la noche es inofensivo o incluso útil. Sin embargo, las cantidades de comida excesivas y comer alimentos específicos pueden causar problemas. Ingerir la mayoría de tus calorías durante el día en forma de comidas o bocadillos balanceados fomenta niveles de energía positivos, permite controlar el apetito y proporciona una sensación de bienestar general. Cuando recurras a comer tarde en la noche elige alimentos nutritivos, como granos enteros, frutas o verduras.

Efectos en el sueño

Si te sientes hambriento a altas horas de la noche, un bocadillo saludable o de tamaño modesto puede ayudarte a dormir. Cuando tienes hambre en la noche, el especialista en sueño de Mayo Clinic, Dr. Timothy Morgenthaler, recomienda consumir bocadillos saludables, como avena con leche baja en grasa, y evitar comidas grandes y alimentos picantes que pueden causar molestias y alterar el sueño. Evita alimentos que contengan líquidos, como la sopa y los batidos de leche, para evitar la necesidad de ir al baño a la mitad de la noche. Los alimentos y bebidas con cafeína, como el chocolate, café, bebidas energéticas y varios alimentos de dieta para aumentar la energía pueden ocasionar que sea difícil dormir y provocar somnolencia al día siguiente.

Aumento de peso

Contrario a la creencia popular, comer tarde en la noche no causa un aumento de peso de forma directa. Sin embargo comer alimentos específicos en la noche puede fomentar el aumento de peso, de acuerdo a la dietista Erica Blackburg. En una entrevista con ABC News publicada en línea en febrero del año 2003, Blackburg explicó que las personas a menudo recurren a golosinas en la noche, como el helado o las papas fritas. Dado que estos alimentos tienen una cantidad alta de calorías y son bajos en nutrientes, no mantener las porciones en un tamaño razonable puede ocasionar un consumo calórico excesivo y un aumento de peso residual. Si el siguiente día intentas restringir tu consumo de calorías para compensar, este ciclo probablemente se repetirá y ocasionará un aumento mayor de peso. Consumir alimentos con un denso contenido calórico tarde en la noche puede mejorar tu sensación de bienestar si tienes un peso bajo debido a enfermedades, tratamientos médicos o falta de apetito. Si este es el caso elige alimentos saludables con alto contenido de calorías, como nueces, aguacate (avocado) o queso, en vez de elegir bocadillos excesivamente procesados.

Acidez y reflujo ácido

El reflujo ácido es una afección común en la que los ácidos estomacales se mueven de vuelta a tu esófago después de comer. A menudo acompaña a la acidez estomacal, que es un dolor descrito como ardor o presión en la parte media o baja del pecho. Aunque los síntomas leves de reflujo ácido y acidez ocasionales son rara vez causa de alarma, los síntomas recurrentes pueden indicar un desorden crónico digestivo, o ERGE (enfermedad del reflujo gastroesofágico, GERD en inglés). Acostarse después de comer puede desencadenar el reflujo ácido y otros síntomas de la ERGE, de acuerdo a la National Digestive Diseases Information Clearinghouse. Comer por la noche en exceso o ingerir alimentos ricos en grasa, grasosos o ácidos, como los productos con tomate, puede aumentar el riesgo de padecer este problema. Por estas razones es posible que evitar comer tarde por la noche sea benéfico para ti si eres propenso al reflujo ácido o a la acidez.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por juliana star