Efectos de no comer saludablemente

Dicen que eres lo que comes, lo que significa que lo que le das a tu cuerpo afecta la forma en que funciona. Si consumes una dieta rica en nutrientes innecesarios y poco saludables, puedes hacer difícil que tu cuerpo continúe trabajando de forma efectiva, lo que puede conducir a problemas de salud. Las dietas pobres en vitaminas, minerales y nutrientes necesarios pueden tomar un impacto negativo considerable sobre tu salud en general. Puedes revertir las consecuencias de una dieta poco saludable comenzando a comer de forma saludable.

Ganancia de peso


Consumir alimentos poco saludables puede conducir a ganar peso no deseado.

Tener una dieta poco saludable puede conducir a una ganancia de peso no deseada. Si estás consumiendo alimentos densos en calorías, es probable que ganarás peso. Alimentos como las comidas procesadas, las carnes rojas, los productos de leche entera, los dulces y los refrigerios altos en calorías pueden contribuir a la ganancia de peso. Incluso los alimentos saludables cuando se consumen en grandes cantidades pueden ser poco saludables, lo que conduce a una ganancia de peso no deseada. En el sobrepeso es problemático por más que las simples razones de apariencia, incrementa tu riesgo de muchas otras enfermedades y condiciones crónicas, tales como la artritis, la apnea del sueño y la enfermedad cardíaca.

Deficiencias nutricionales


Una dieta poco saludable te puede dejar con deficiencias nutricionales.

Una dieta poco saludable puede dejarte con deficiencias nutricionales; puedes estar mal nutrido incluso aunque comas regularmente porque no consumes alimentos saludables. Tener malnutrición te puede poner en un mayor riesgo con algunas enfermedades y puede detener el crecimiento y el desarrollo de los niños. También, incluir cantidades excesivas de alcohol en tu dieta puede hacer difícil que tu cuerpo absorba las vitaminas y minerales que consumes, lo que puede conducir a deficiencias. Posibles deficiencias nutricionales pueden incluir síntomas físicos y mentales, como la fatiga, la confusión, piel seca, función inmunológica reducida, mareo y problemas para aprender. Habla con tu médico para determinar si estás consumiendo una dieta que te pone en riesgo de una deficiencia nutricional.

Enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular


Las dietas que son ricas en grasas saturadas incrementan tu colesterol en sangre.

Las dietas ricas en grasas saturadas, colesterol, grasas trans y calorías en exceso incrementan tu peso y colesterol en la sangre a niveles poco saludables, lo que te pone en un mayor riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cardiovascular. También, una dieta poco saludable que incluye altas cantidades de sodio contribuye a niveles de presión arterial elevados, lo que también incrementa tu riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Las elecciones dietéticas contribuyen ampliamente a tus probabilidades de desarrollar estas enfermedades.

Diabetes


Una mala dieta incrementa tu riesgo de diabetes.

Una dieta saludable tiene un impacto sobre la diabetes tipo 1 porque contribuye la ganancia de peso y hace difícil mantener el azúcar en sangre niveles saludables. Un mal control sobre estos niveles puede conducir a mayores complicaciones como daño nervioso, mala curación de heridas y falla renal. Una dieta poco saludable también incrementa tu riesgo y la severidad de la diabetes tipo 2. El exceso de peso y la obesidad son con frecuencia factores que contribuyen al desarrollo de este tipo de diabetes. Una dieta saludable que conduce un manejo de peso exitoso puede ayudar a controlar o incluso prevenir el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Más galerías de fotos



Escrito por alia butler | Traducido por laura de alba