Los efectos de comer comida chatarra en el ejercicio

La comida chatarra no es la mejor opción para alguien tratando de mantener un estilo de vida saludable y activo. Si la comes de vez en cuando, como un "premio", probablemente no sufras las consecuencias. Sin embargo, si la comida chatarra es tu elección regular, o si la comes antes de tu entrenamiento, podrías acabar pagando el precio.

Falta de energía

La comida chatarra a menudo contiene altas cantidades de azúcar, que pueden afectar directamente tus niveles de energía. Cuando comes algo lleno de azúcares simples, como una dona o un dulce, se eleva de inmediato el nivel de azúcar en la sangre. Esto te da una rápida ráfaga de energía, pero también una baja igualmente rápida no mucho después. La duración de esta depende de tu peso actual, lo que comes y cuánto comes. Sin embargo, si tu entrenamiento es de una hora o dos de duración, la comida chatarra no te proporcionará probablemente la energía suficiente.

Malestar gastrointestinal

La comida chatarra es pesada para el estómago y puede causar indigestión, acidez y otros problemas gastrointestinales. Si la comes antes de hacer ejercicio, es posible que llegues a sentirte enfermo, especialmente si vas a un entrenamiento que requiere muchos saltos, torsiones o dar vueltas. Por ejemplo, es posible que no te sientas tan mal en la bicicleta estacionaria, pero tratar de correr en la caminadora o hacer yoga mientras sientes náuseas, podría hacerte llegar a sentir muy enfermo.

Falta de tono muscular

La comida chatarra tiende a ser alta en grasas y azúcares, los cuales pueden llevarte a ganar peso. Si estás tratando de aumentar el tono muscular, la adición de grasa a tu cuerpo puede hacer que sea imposible. La grasa se acumula debajo de la piel, en la parte superior del músculo, por lo que incluso si haces ejercicio todos los días, no podrás apreciar tu tono muscular hasta que te deshagas de la grasa. Además, el crecimiento muscular requiere proteína, no grasas o azúcares.

Condiciones de salud

La comida chatarra puede conducir a una serie de condiciones de salud que pueden afectar tu capacidad para hacer ejercicio. La presión arterial alta, por ejemplo, es una consecuencia común de comer mucha comida chatarra, de acuerdo con la Mayo Clinic. Esto se debe a que una gran cantidad de comida chatarra es también muy alta en sodio. Una alta ingesta de esta comida también podría conducir a otros problemas de salud, como diabetes y obesidad. Cualquier condición médica que tengas afectará el tipo y la cantidad de ejercicio que puedas realizar.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por tere colín