Efectos colaterales de la desintoxicación de alcohol

Dependiendo en la historia actual y pasada del abuso, la abstinencia de alcohol o desintoxicación puede representar riesgos a la salud. Para la dependencia leve, temblores, ansiedad, náusea y dificultades para dormir pueden aparecer tan pronto como seis horas después de la última bebida y durar por algunos días. Para aquellos que han sido bebedores fuertes por muchos años, que han tenido previos intentos de desintoxicación, deseos intensos se beber o problemas de salud concurrentes, se predice que tendrán una abstinencia larga y complicada. Fiebre leve, respiración rápida y sudoración excesiva son algunos de estos serios efectos colaterales.

Convulsiones

Los efectos tóxicos del alcohol en la estructura y función del cerebro se cree que son responsables de la hiperexcitabilidad de las células nerviosas que se disparan de manera generalizada, provocando convulsiones durante la abstinencia, también llamadas gran mal. Un artículo publicado en el ejemplar de marzo de 2004 de American Family Physician señala que la mayoría de las convulsiones alcohólicas ocurren en una ventana de 24 a 48 horas después de que se ha dejado de beber. Las alteraciones acumulativas en el cerbro pueden explicar el riesgo en aumento de esta complicación con cada episodio de desintoxicación subsecuente. Aquellos que se encuentran en mayor riesgo tienen una historia de síntomas severos previos de abstinencia o han tenido convulsiones antes. Este serio efecto colateral puede prevenirse con medicamentos.

Delirium Tremens

El National Institutes of Health (NIH) reporta que el delirium tremens, o DTs, es más común entre aquellos con una historia de por lo menos 10 años de consumo excesivo de alcohol o en aquellos que consumen el equivalente de una pinta de alcohol diaria durante varios meses. Siendo un grupo de varios síntomas de abstinencia, el delirium tremens incluyen miedo intenso, alucinaciones táctiles o visuales y agitación. La persona podría no saber dónde está, qué año es o quién lo está cuidando. El delirium tremens debe manejarse médicamente en un hospital. Típicamente, los síntomas comienzan dentro de 72 horas después de la última bebida, pero el NIH establece que puede ocurrir de siete a 10 días después.

Síndrome de Wernicke-Korsakoff

También conocido como encefalopatía de Wernicke, este desorden es el resultado de una deficiencia vitamínica que puede dispararse con la abstinencia de alcohol. La dificultad para caminar normalmente, confusión y amnesia caracterizan al síndrome de Wernicke-Korsakoff, que puede ser prevenido o tratado con la administración intravenosa de grandes dosis de tiamina, una vitamina B. La parálisis de músculos pequeños alrededor de los ojos es un síntoma inusual, de acuerdo con un estudio danés que dio seguimiento a 497 pacientes con abstinencia de alcohol que estaban hospitalizados. Cincuenta y dos de estos pacientes tenían síndrome de Wernicke-Korsakoff. Los síntomas de abstinencia en estos casos requerían más medicamentos que otros pacientes, indicando que la desintoxicación era más severa.

Más galerías de fotos



Escrito por mary earhart | Traducido por lou merino