Los efectos colaterales del Nexium luego de años de uso

El esomeprazol, que se vende bajo la marca Nexium, pertenece a un grupo de drogas llamadas inhibidores de la bomba de protones (PPI, según siglas en inglés). Las PPI tratan los síntomas de afecciones relacionadas con el exceso de producción ácida, tales como el reflujo gastroesofágico, también conocido como GERD (según siglas en inglés), al suprimir la producción de ácido gástrico. El ácido gástrico, también denominado ácido estomacal, ayuda a la digestión y contribuye a que el organismo absorba nutrientes y medicaciones ácido-dependientes. Detener o reducir la producción de ácido estomacal por períodos prolongados pueden provocar problemas de salud. De todos modos, los investigadores reconocen su dificultad para vincular el uso de PPI a largo plazo con efectos colaterales nocivos, en un estudio publicado en el ejemplar de febrero de 2014 en “Current Opinion in Endocrinology, Diabetes and Obesity”.

Deficiencias de nutrientes y afecciones médicas


Discute los efectos colaterales del Nexium con tu médico.

Un informe que apareció en el ejemplar de octubre de 2013 de “FP Essentials” explica que una reducción en el ácido estomacal puede limitar la absorción, y conducir a deficiencias de vitamina B-12, calcio y magnesio. Con el fin de ayudar a mitigar los riesgos involucrados con el uso de PPI a largo plazo, los autores del informe sugieren que los médicos prescriban la dosis más baja posible, junto con la pronta discontinuación del tratamiento. Si tomas PPI, la Harvard Medical School’s Family Health Guide sugiere discutir los efectos colaterales con tu médico, y verificar la necesidad de un tratamiento PPI prolongado.

Fracturas y osteoporosis


Los investigadores recomiendan que los médicos consideren el riesgo de fracturas al prescribir este tipo de drogas.

En el ejemplar de mayo de 2011 de los “Annals of Family Medicine”, Chun-Sick Eom, M.D., y otros, informaron su reseña de 1,809 estudios de drogas supresoras de ácido. Sus análisis indican un incremento en el riesgo de fracturas de cadera y vértebras, asociado con el uso a largo plazo de PPI. Al reducir la acidez estomacal, los PPI interfieren con la absorción de calcio, lo cual debilita los huesos y los hace susceptibles a fracturas. Debido a que la respuesta a la dosis detiene o reduce de manera severa la producción de ácido gástrico, lo cual puede contribuir a un resultado negativo del uso a largo plazo de PPI, los investigadores recomiendan que los médicos consideren el riesgo de fracturas al prescribir este tipo de drogas, en especial en mujeres de 65 años de edad o mayores.

Diarrea severa a fatal


Diversos informes advierten sobre los efectos colaterales de este medicamento.

En su artículo sobre el uso a largo plazo de PPI, la Harvard Medical School Family Health Guide informa que la acidez estomacal ayuda a prevenir infecciones bacterianas. HMS vincula la diarrea severa, y algunas veces fatal, causada por la bacteria clostridium difficile al uso de PPI a largo plazo, lo cual contribuye al desarrollo excesivo de bacterias. El ejemplar de julio de 2012 del “American Journal of Gastroenterology” publicó un meta-análisis de 23 estudios que van desde 1990 a 2010 que incluyen alrededor de 300,000 pacientes. Los investigadores descubrieron un incremento del 65% en diarreas asociadas a la clostridium difficile, también denominada CDAD, (según siglas en inglés), en pacientes que tomaban PPI. Su estudio apoya el informe de HMS.

Hipomagnesemia -- Niveles bajos de magnesio


Consulta a tu médico ante cualquier eventualidad.

La Food and Drug Administration de Estados Unidos, o FDA, según siglas en inglés, emitió un anuncio de seguridad concerniente a los efectos adversos atribuidos a cambios en la absorción intestinal de magnesio luego de un año de tratamiento con PPI. Los niveles bajos de magnesio afectan la contracción muscular involuntaria, y causa convulsiones, temblores, espasmos de las manos y pies o desórdenes en el ritmo cardíaco que pueden afectar la frecuencia de la actividad eléctrica del corazón. Luego de 6 a 11 años de tratamiento, una mujer de 63 años de edad, y un hombre de 67 años de edad desarrollaron convulsiones e hipomagnesemia, de acuerdo con el anuncio de la FDA. De todos modos, aún no se ha determinado ninguna evidencia concluyente para determinar el mecanismo exacto que provoca la hipomagnesemia.

Más galerías de fotos



Escrito por sara tomm | Traducido por sofia elvira rienti