Los efectos de la cafeína en la orina

La cafeína es una sustancia química que se encuentra principalmente en el café y el té, pero también está presente en varias bebidas con gas, bebidas deportivas y alimentos. Es un estimulante, por lo tanto, causa cambios en el metabolismo, además aumenta la concentración y la energía. Es adictiva y puede causar síntomas de abstinencia tras el cese después de su uso frecuente. Además, la cafeína puede producir alteraciones en la orina.

Salida

La cafeína se clasifica como un diurético, lo que significa que aumenta la producción de orina. La razón principal es que aumenta la presión arterial golmerular, o la presión de la sangre en los capilares en los riñones. Esto, a su vez, aumenta la filtración de la sangre, lo que resulta en un aumento de la orina.

Concentración de agua

Otra razón porque la cafeína es un diurético es que evita la reabsorción de iones de sodio, o aumenta dichos niveles séricos en la sangre, lo que aumenta la micción, pero disminuye la filtración de agua. Esto se debe a que los riñones filtran el agua de la sangre y la envían hacia la vejiga durante la reabsorción de iones de sodio. Dado que la cafeína impide este proceso, la filtración de agua igualmente es inhibida.

Color y olor

Dado que la prevención de la reabsorción de iones de sodio reduce la filtración de agua de la sangre y aumenta la micción, la cafeína provoca indirectamente que la orina se vuelva más concentrada con urea, amoniaco y otros desechos. Como resultado, la cafeína puede hacer que la orina tome un color más oscuro y acre. Esta es también una indicación clásica de deshidratación, pero teniendo en cuenta que la cafeína evita la filtración de agua de la sangre, es casi imposible deshidratarse como resultado del consumo de cafeína.

Más galerías de fotos



Escrito por naomi parks | Traducido por barbara obregon