Efectos de las bebidas carbonatadas sobre el cuerpo de una persona

Las bebidas gaseosas y carbonatadas son cada vez más populares en las dietas estadounidenses. En 2005 las bebidas carbonatadas fueron clasificadas como la bebida más popular en Estados Unidos, aproximadamente tres veces más popular que el agua embotellada y la leche, de acuerdo con la FDA. A pesar de las afirmaciones de la Food and Drug Administration (FDA) en informes sobre la seguridad de las bebidas carbonatadas, los investigadores han encontrado muchas formas en las que este tipo de bebidas tienen un impacto negativo sobre tu salud.

Dolor en la cavidad nasal

Las bebidas carbonatadas pueden provocar que experimentes dolor en tu cavidad nasal. Como fue reportado en Neuroscience News, un estudio llevado adelante en la University of Southern California reveló que el dióxido de carbono en las bebidas carbonatadas alerta a los sensores de dolor en tu cavidad nasal. El carbonato de las bebidas como las sodas provocan dos sensaciones, que tu boca sepa ácida y una sensación de hormigueo en tu nariz y garganta. La sensación de ardor que muchas personas sienten al beber bebidas carbonatadas surge de que los nervios responden a las sensaciones dolorosas y la temperatura en tu nariz y boca.

Acidez

Consumir una o más bebidas carbonatadas por día puede provocar que experimentes acidez nocturna. Un estudio reveló que la acidez durante la noche, el reflujo gastroesofágico nocturno, es bastante común. Aproximadamente 44% de estadounidenses sufren de acidez al menos una vez al mes. Si experimentas acidez en una base regular podrías estar en riesgo de tener cáncer esofágico. Los investigadores también reportan que la acidez frecuente puede provocar laringitis, asma y neumonía. Si tienes acidez con frecuencia trata de disminuir las bebidas carbonatadas ya que podrían ser las culpables.

Daño al riñón

Se ha sugerido que las bebidas carbonatadas provocan daño a tus riñones. Más específicamente, los azúcares encontrados en estas bebidas pueden tener un impacto sobre la función renal. Los nefrólogos especialistas determinaron que el consumo excesivo de bebidas carbonatadas es un factor de riesgo para la enfermedad renal y puede conducir al daño e inflamación de tus riñones, de acuerdo con un número de 2010 del Journal of the American Society of Nephrology. Si tienes problemas renales, los científicos sugieren que límites el consumo de bebidas que contienen fructosa como las bebidas carbonatadas.

Salud ósea

Las chicas físicamente activas que consumen bebidas de cola carbonatadas tienen cinco veces más probabilidad de tener fracturas de huesos que las chicas activas que no las consumen, reporta Grace Wyshak, profesora asociada en el departamento de estadística y población y salud internacional en la Harvard School of Public Health. Después de conducir un estudio en 460 chicas de noveno y decimo grado concluyó que beber cualquier tipo de bebida carbonatada está vinculado con un riesgo incrementado de fracturas de huesos. Una razón por las que estas fracturas pueden ocurrir en aquellos que consumen bebidas carbonatadas es porque las bebidas contienen ácido fosfórico, que se ha mostrado que acaba con los niveles de calcio y la masa ósea.

Más galerías de fotos



Escrito por lindsay gulla | Traducido por laura de alba