Efectos de baja autoestima en niños

La autoestima de tu niño refleja cómo se siente acerca de sí mismo y contribuye a cómo aborda su vida. A pesar de que el nivel de autoestima puede variar levemente día a día, suele tener una sensación generalizada respecto de su valor como persona. La baja autoestima se verá reflejada en su comportamiento, lenguaje corporal, enfoque de la vida y conducta general.

Comportamientos a evitar

Si el niño tiene una baja autoestima, probablemente no se sienta cómodo alrededor de personas o situaciones nuevas. En este caso, puede sentirse incómodo y tender a evitar cuestiones poco familiares. En general, dudará en tomar riesgos o moverse de su zona de confort. Con este tipo de comportamiento, el niño podrá perderse oportunidades y situaciones sociales valiosas en donde podría aprender y crecer a partir de nuevas experiencias.

Nivel bajo de confianza

La falta de confianza suele estar acompañada de la baja autoestima. Puedes notar que el niño habla negativamente acerca de sí mismo y de sus capacidades. Puede ser demasiado crítico respecto de las habilidades que posee o cómo se ve. Probablemente utilice frases pesimistas respecto del mundo en general. Joe Navarro, ex-agente de inteligencia del FBI y autor, señala en un artículo para "Psychology Today" que el lenguaje corporal, como los hombros encorvados, las expresiones faciales tristes y los ojos caídos, mostrarán un nivel bajo de confianza sin que la persona diga una palabra.

Falta de esfuerzo

El niño con baja autoestima se podrá ver a sí mismo como con falta de habilidades o de capacidad para completar tareas. Si efectivamente intenta realizar una nueva actividad, pero fracasa, probablemente se rinda y deje de intentarlo. Un niño con un nivel de autoestima más elevado probablemente será más confiado para intentarlo de nuevo si no lo logra en el primer intento. A fines de promover que tu niño siga intentándolo, la "American Psychological Association" sugiere halagar a tu niño por sus esfuerzos, no por sus cualidades personales.

La carga emocional

Un niño con baja autoestima puede experimentar una serie de emociones negativas. La tristeza, la depresión, la ansiedad, la vergüenza, el enojo y la hostilidad son muy frecuentes. Si hablar con tu hijo y trabajar con él no parece dar resultado, es posible que quieras obtener ayuda profesional para él. Los terapeutas infantiles y los consejeros pueden ayudar a que tu niño desarrolle determinadas estrategias para sobrellevar las situaciones y técnicas para solucionar problemas.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por florencia prieto