Efectos adversos de comer ostras

Muchas personas disfrutan de las ostras, un molusco bivalvo de agua salda, pero puedes sufrir de efectos adversos que varían de molestos y hasta algunos que ponen en peligro la vida. Comprender estos riesgos puede ayudarte a evitar las reacciones. Considera hablar con tu médico o nutricionistas para determinar si comer ostras es una buena opción para ti.

Infecciones bacterianas

Lo mejor es determinar dónde y cuándo se recogieron esto moluscos, ya que las ostras recogidas en ciertos sitios y en ciertas épocas del año son más propensas a enfermarte, porque pueden contener bacterias potencialmente peligrosas. La bacteria vibrio vulnificus vive en las aguas costeras cálidas, y el número de estas bacterias se incrementa durante el verano. Los efectos adversos de consumir ostras infectadas con bacterias incluyen escalofríos, fiebre, vómitos, diarrea y reacciones en la piel. Puedes también entrar en shock y morir si la infección no es tratada. Las personas con ciertos problemas médicos tienen un mayor riesgo al consumir ostras infectadas. El calor destruye a la bacteria vibrio vulnificus, de modo que una forma de evitarla es sólo comer ostras adecuadamente cocidas.

Reacción alérgica

Alrededor del 3,5 al 4% de la población mundial sufre de alergias alimenticias, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Nebraska, y una porción de estas personas sufre de alergia a los mariscos, incluyendo a las ostras. La evidencia presentada en el número de 2008 de “Advances in Food and Nutrition Research” indica que la tropomiosina, una proteína, es el alérgeno de las ostras que desencadena una reacción. Algunos efectos adversos de comer ostras, tanto crudas como cocidas, cuando sufres de una sensibilidad a la tropomiosina incluyen erupciones en la piel y otros problemas cutáneos, hinchazón de la boca o el rostro y dolor abdominal, como así también otros efectos más serios, como el shock anafiláctico que puede provocar la muerte.

Hemocromatosis

Las ostras son ricas en hierro, una porción de 3 onzas contiene el 57% de la dosis diaria recomendada. Aunque obtener el hierro que necesitas es importante para el conteo de glóbulos rojos, comer consistentemente demasiado hierro en tu dieta puede causar hemocromatosis. Esta condición desencadena una sobre-absorción de hierro en tu sistema digestivo, lo que causa dolor abdominal, letargia, pérdida del vello corporal y cambio en el color de la piel. Si comes una dieta rica en hierro, mantén bajo cuidadoso control tu plan de comidas, ya que puede que necesites limitar tu ingesta de ostras para evitar efectos nocivos para la salud.

Problemas gastrointestinales

Comer ostras puede causar problemas estomacales, y no sólo por alergias o infecciones bacterianas. Tres onzas de ostras contienen el 1.029% del zinc que tu cuerpo necesita cada día. Incluso esta cantidad de ostras puede ser suficiente para desencadenar reacciones gastrointestinales. Estas reacciones incluyen vómitos, diarrea y retortijones abdominales. Los problemas causados por el zinc de las ostras en general se producen de tres a diez horas después del consumo, y disminuyen rápidamente luego de que los niveles de zinc retornan a la normalidad.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por mike tazenda