Efectos de la adicción a las drogas en los miembros de la familia

Cuando alguien se vuelve adicto a las drogas, los efectos sobre otros miembros de la familia pueden ser profundos. El impacto del abuso de drogas en los padres y hermanos de un adicto puede ser conductual y emocionalmente perjudicial. Las familias que no saben cómo hacer frente a la adicción a las drogas de un ser querido también crean una mayor disfunción de la familia como una unidad, así como una sensación de pérdida.

Dinámica familiar

La familia como un todo se altera cuando un miembro se vuelve adicta a las drogas, pero la mayoría de las familias se ciegan a lo mucho que afecta la unidad de la familia, sobre todo porque pueden no buscar ayuda externa al principio. En un principio, la mayoría de las familias se sienten golpeadas por la vergüenza, el pánico y la confusión, y vuelven desesperadamente su atención en tratar de resolver el problema del miembro de la familia adicto, con menos tiempo centrado en los otros hijos no adictos, según un informe de 2005 basado en la investigación llevada a cabo por la Glasgow University, titulada "Drugs in the Family: The Impact on Parents and Siblings".

Efectos en los hermanos

La pérdida de atención en los niños no adictos podría ser enormemente perjudicial, ya que la investigación mostró que los hermanos y hermanas menores eran en realidad más propensos a probar las drogas ellos mismos si había un adicto en la familia. Algunos hermanos se familiarizan accidentalmente con las drogas, simplemente compartiendo el mismo espacio, mientras que otros son introducidos deliberadamente por el hermano adicto. Emocionalmente, los otros niños reportaron duelo por la pérdida de la relación con el hermano drogadicto.

Efectos en los padres

Los drogadictos suelen hacer cosas que causan estrés y preocupación, tales como el robo, la mentira y la manipulación, y los padres de los adictos a las drogas reportaron que tanto su salud física como mental sufrieron a causa de la adicción de un hijo y conductas relacionadas. Esto está respaldado por una encuesta realizada por Gallup en 2006 para USA Today y HBO, que revela que siete de cada 10 adultos que tienen un familiar drogadicto dicen que la adicción ha tenido un efecto negativo en su salud emocional.

Emociones mixtas

Según la misma encuesta de USA Today , tres cuartas partes de los adultos que tienen un familiar que sufre de adicción a las drogas cree que las personas que son adictas a las drogas pueden tener una recuperación completa de su adicción, aunque la mitad cree que la ayuda profesional es necesaria para lograrlo. Mientras que el 13 por ciento de los encuestados dijo que la adicción a las drogas en un miembro de la familia había sido "devastadora" u "horrible", el 8 por ciento dijo que la experiencia los había ayudado a crecer como persona.

Más galerías de fotos



Escrito por beth burgess | Traducido por verónica sánchez fang