El efecto de trabajar en las notas y la tarea de los adolescentes

Dejar que tu adolescente trabaje puede ser una espada de doble filo. Por un lado, él puede ayudar a pagar los artículos que quiere o necesita, pero por el otro, podría dispersarse demasiado. Si tu adolescente ha decidido unirse a la fuerza de trabajo, ayúdalo a crear un horario que le deje tiempo para el trabajo, la escuela, la diversión y el sueño. La clave es el equilibrio.

Desventaja

Un estudio realizado por el Washington Department of Labor and Industries mostró que los estudiantes de escuela secundaria que trabajan 20 o más horas por semana experimentan una caída en su promedio de notas. Por lo general, el problema se relaciona con su administración del tiempo; los adolescentes que trabajan más de 20 horas a la semana no tienen el tiempo suficiente de ir a la escuela, ir al trabajo, pasar tiempo con su familia y amigos, participar de actividades extracurriculares, dormir y estudiar y la tarea suele pasar al final de su lista de cosas por hacer. Si tu hijo tiene un trabajo de medio tiempo y sus notas comienzan a sufrir, habla con él sobre recortar sus horas en el trabajo. Si está preocupado por el dinero (tal vez para tener un nuevo auto, gastos universitarios o pagar la cuenta de la graduación) ayúdalo con el dinero que necesite para que pueda duplicar sus esfuerzos en la escuela. Si no puedes ayudarlo, explícale que si bien podría tener que prescindir de algunas de las cosas que quiere por ahora, tener notas lo suficientemente altas como para entrar a la universidad es más importante, ya que un título universitario incrementará su potencial de ingresos permanentes y lo ayudará a asegurar su futuro financiero.

Ventaja

Si bien trabajar demasiado puede tener un efecto negativo, trabajar hasta 15 horas por semana puede ser beneficioso para los estudiantes de la escuela secundaria, de acuerdo con un estudio de American Educational Research Journal. Los niños que pasan una cantidad moderada de tiempo trabajando tienden a aprender muchas habilidades que son beneficiosas para la escuela, el trabajo y el hogar, incluyendo la administración del tiempo, realizar múltiples tareas y seguir adelante. Los adolescentes que sólo trabajan 15 horas o menos tienen tiempo para aplicar sus nuevas habilidades para ser mejores estudiantes, trabajadores, compañeros de equipo y compañeros de casa.

Beneficios adicionales

Para adolescentes que trabajan menos de 20 horas, trabajar puede tener beneficios adicionales más allá de mejorar sus notas. Los adolescentes que trabajan suelen experimentar un aumento de los sentimientos de independencia, confianza y capacidad, que mejoran su autoestima y autosuficiencia. Aprenden cómo administrar su tiempo y dinero y comienzan a obtener una idea de qué necesitarán para lograr sus objetivos de empleo y educacionales a largo plazo. Los adolescentes también descubren más sobre el trabajo en equipo, la resolución de conflictos y a defenderse a sí mismos.

Consejos

Apoya la decisión de tu adolescente de trabajar, pero sólo después de asegurarte de que pueda manejarlo. Si está en la cima de sus responsabilidades actuales (es decir que se despierta lo suficientemente temprano como para llegar a la escuela a tiempo, obedece tu toque de queda y reglas, se respeta a sí mismo y a sus amigos, hace su parte del trabajo dentro de tu casa, es honesto y comunicativo, tiene una buena higiene personal completa su tarea y realiza sus compromisos actuales) dale tu apoyo completo. No obstante, una vez que tu hijo comience a trabajar, no lo hagas sentir como si estuviera completamente sólo financieramente. Por encima de todo, su prioridad número uno debería ser ir a la escuela, tener buenas notas y disfrutar de sus años de adolescente.

Más galerías de fotos



Escrito por oubria tronshaw | Traducido por paula ximena cassiraga