Efecto que tiene en los niños quedarse al cuidado de sus hermanos mayores

Cuando ambos padres tienen empleos de tiempo completo, o una madre soltera tiene que trabajar, generalmente los adolescentes se quedan a cuidar de sus hermanos menores. Dependiendo de la estabilidad y madurez del hermano mayor, tal situación puede tener un efecto positivo o negativo en ambos niños.

Abuso


En los casos de abuso de los hermanos mayores hacia los menores se debe considerar otra alternativa para su cuidado.

A veces, los niños y adolescentes que se ven preparados para la responsabilidad de cuidar a sus hermanos menores lo hacen para poder tener el control sobre algunas situaciones. En algunos casos, esto puede llevar a la intimidación de los niños más pequeños. Cuando un hermano mayor abusa del menor, le ocasiona sentimientos de ansiedad, depresión y confusión, que por lo general afectan negativamente su desarrollo cognitivo y social. Al aprender la diferencia entre la intimidación y la rivalidad inofensiva entre hermanos, serás capaz de prevenir futuros abusos. Si sospechas que tu hijo menor está siendo intimidado, debes ponerlo al cuidado de otra persona o encontrar una solución alternativa.

Delincuencia


Los actos de vandalismo de los adolescentes son una mala influencia para los niños pequeños.

Los adolescentes sin supervisión paterna adecuada son más propensos a involucrarse en actos delictivos, desde el absentismo ocasional a infracciones más graves, como el vandalismo y el robo, o crímenes violentos. Cuando a un niño mayor se le da el trabajo de cuidar de su hermano menor, puede ser una influencia negativa y hacer participar a los niños pequeños en actos delictivos. Este es especialmente el caso cuando el hermano menor es muy impresionable o idolatra a su hermano o hermana mayor.

Responsabilidad


Debe haber un equilibrio entre el cuidado de los hermanos y otras obligaciones.

Un efecto positivo de que los niños mayores cuiden a los pequeños es hacerse más responsables y obtener la habilidad de manejar el tiempo. Los adolescentes en este tipo de situación aún tienen que estudiar y hacer la tarea, además de otros quehaceres y cuidar a sus hermanos menores. Si bien es mucho pedir para la mayoría de los adolescentes, algunos están listos para este nivel de responsabilidad. Para asegurar que tu niño mayor está listo para este tipo de responsabilidad, pregúntate si puede seguir las reglas, si es mental y físicamente capaz de cuidar de sí mismo y de su hermano, y si se siente cómodo con la situación.

Modelo a seguir


Ser un modelo es una de las partes positivas de cuidar a los hermanos menores.

Un adolescente que es lo suficientemente maduro como para asumir la tarea de cuidar a un hermano menor tiene la oportunidad de convertirse en un modelo positivo para él. Un hermano mayor puede ser una influencia útil en la vida de cualquier niño de muchas maneras, como ayudar con la tarea, enseñar la diferencia entre bien y mal, y ayudar en el desarrollo de las habilidades sociales. La estabilidad mental de un niño menor también se ve afectada por su relación con su hermano mayor. Los niños que se sienten como si fueran una carga para su hermano mayor tendrán más dificultades para hacer frente a las situaciones sociales a medida que crecen.

Más galerías de fotos



Escrito por ayra moore | Traducido por maria del rocio canales