¿Qué efecto tienen las naranjas sobre la piel?

Las naranjas pueden tener muchos efectos positivos sobre la piel. Al comerlas, no sólo ingieres mucha vitamina A y C, necesarias para la salud dérmica, sino que el ácido cítrico del jugo de naranja puede usarse en productos rejuvenecedores para la piel.

Producción de colágeno

Las naranjas son ricas en vitamina C, sustancia que necesita el cuerpo para fabricar colágeno. Según el Instituto Linus Pauling de la Universidad de Oregon, el colágeno es un componente estructural de los vasos sanguíneos, los tendones y los ligamentos. No obstante, también es una parte importante de la piel. La síntesis de colágeno disminuye de forma natural a medida que envejecemos, y la exposición solar a lo largo de la vida puede afectar aún más su producción, llevando a tener daños en la piel. Comer una naranja mediana provee vitamina C y ácido cítrico, que pueden estimular la producción de colágeno.

Prevención de acné

Las naranjas también contienen niveles elevados de vitamina A, que ayuda a la piel a proteger al cuerpo de las bacterias y los virus. Según el Instituto Nacional de Salud, la vitamina A se utiliza en los tratamientos contra el acné. La vitamina C también ayuda a reducir la inflamación de la piel, que puede reducir la apariencia de las espinillas. El ácido cítrico de las naranjas también forma parte del grupo químico de ácidos alfa hidroxi, que son grandes exfoliantes que eliminan las células muertas de la piel y limpian los poros, ayudando a prevenir el acné.

Envejecimiento

El ácido cítrico, que forma parte del grupo químico de ácidos alfa hidroxi, es un componente clave de los productos para la piel que reducen las arrugas y suavizan la piel. El ácido cítrico que se encuentra en las naranjas, los pomelos y demás frutas cítricas, se utiliza en productos para peelings químicos, que eliminan las células muertas para que la piel se vea más joven. Además, al aplicarse de forma tópica, la vitamina C puede incrementar la hidratación de la piel, lo que reduce las arrugas y brinda una apariencia juvenil.

Protección del sol

Los antioxidantes de la vitamina A y C también ayudan a revertir el daño causado por el sol, protegiendo a la piel del cáncer y demás efectos negativos. Según el Centro Médico de la Universidad de Maryland, la exposición al sol degrada a la vitamina A de la piel, llevando a padecer daños cutáneos. Sin embargo, las naranjas pueden ayudar a reemplazar la vitamina A y reparar el daño. Además, se ha comprobado que la vitamina C genera inmunidad contra el sol en la piel, ayudando a prevenir los daños cutáneos desde la raíz.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph mcallister | Traducido por noelia menéndez