El efecto de las frutas y las verduras alcalinas en los diabéticos

Los azúcares y los carbohidratos refinados pueden interferir con el equilibrio del pH del cuerpo y los niveles de azúcar en la sangre. Incluir frutas y verduras alcalinizantes en tu dieta ayuda al cuerpo a mantener el equilibrio ácido-base. De lo contrario, los ácidos pueden comenzar a acumularse en el hígado y en el páncreas evitando que estos órganos regulen el azúcar en la sangre. Los niveles fluctuantes de glucosa en sangre aumentan el riesgo de padecer diabetes. El azúcar en la sangre incontrolado en los diabéticos puede llevar a complicaciones graves de salud.

PH en sangre

Un pH de sangre superior a 7,0 se considera alcalino. El PH de la sangre de una persona sana es normalmente ligeramente alcalino entre 7,35 y 7,45. Un número por debajo de este rango puede ser un síntoma de la enfermedad. Cuando el pH del cuerpo es demasiado ácido, no puede absorber minerales y otros nutrientes como debería. Tanto si un alimento forma ácido o alcalinizantes depende de cómo afecta al sistema del cuerpo después de la digestión. Por ejemplo, los cítricos en realidad son alcalinizantes con sabor ácido. Por lo tanto, hacen que el cuerpo sea menos ácido.

Alimentos alcalinizantes

El potasio, magnesio, calcio, cobre, zinc y hierro son minerales alcalinos que se encuentran en la mayoría de las frutas y las verduras. A pesar de ofrecer estos y otros minerales, frutas como las manzanas, plátanos maduros, melón, uvas, melocotones, peras, piña y fresas se consideran ácidas debido a los azúcares naturales que contienen. Sin embargo muchos de estas mismas frutas tienen un efecto alcalinizante de moderado a fuerte en los fluidos corporales cuando se digieren y absorben en la sangre. Las espinacas, soja, zanahorias, lechuga, berros y cítricos son algunos ejemplos de frutas y verduras alcalinas. La Dr. Rachel Donaldson Yankama sugiere una dieta que incluya alimentos alcalinizantes del 80% para mantener los niveles adecuados de pH en el cuerpo.

Alimentos que forman ácidos

La dieta es un componente esencial en la prevención de la diabetes y otras enfermedades degenerativas crónicas. Los alimentos que forman ácido, como los cereales, productos lácteos, la comida basura y los elaborados con harina blanca refinada y azúcar tienen un efecto acidificante sobre el cuerpo. Cuando el azúcar en la sangre sube demasiado, puede ocurrir la acidosis. La acidosis metabólica se refiere a un desequilibrio en el pH del cuerpo, que ocurre cuando se acumula demasiado ácido. Un nivel de pH bajo puede causar sensibilidad a la insulina, una enfermedad donde el cuerpo produce demasiada insulina. Eventualmente, los niveles elevados de insulina en la sangre pueden llevar a la diabetes.

Dieta

Mantener un peso corporal saludable y una dieta que incluya abundancia de frutas y vegetales puede ayudar a controlar los niveles de glucosa de sangre y mejorar la manera en la que responde tu cuerpo a la insulina, factores que disminuyen el riesgo de complicaciones relacionadas con la diabetes, según la Dr. Maria Collazo-Clavell, una endocrinóloga en la Mayo Clinic. Aunque tanto las frutas como las verduras son fuentes altas en una variedad de nutrientes esenciales, las frutas contienen azúcar, la cual puede afectar a los niveles de glucemia. Por esta razón, es importante contar como cualquier otro carbohidrato al planificar tus comidas. El Dr. Ben Kim, un quiropráctico y editor de un sitio web de salud natural, señala que la mayoría de las frutas y de las verduras tienen un efecto alcalinizante sobre el cuerpo. Para neutralizar el efecto del ácido que algunos alimentos tienen en tu cuerpo, Kim recomienda comer más alimentos que conlleven ácidos alcalinos-formando los alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por amber keefer | Traducido por maria gloria garcia menendez