El efecto de dormir boca arriba estando embarazada

El embarazo tiene varios efectos sobre el cuerpo de una mujer. Aunque la mayoría de las madres embarazadas sienten que los dolores y las molestias bien valen la recompensa, incluso las que están en mejor estado físico tienen dificultades para dormir, especialmente durante el último trimestre. Aunque acostarse boca arriba podría ser la forma más cómoda que encuentras para dormir, no es la más saludable para ti o para tu bebé.

Efectos sobre la madre

Los expertos recomiendan cambiar a dormir de costado en lugar de acostarse boca arriba al llegar al segundo trimestre. Una razón de esto es simplemente porque tu esta posición contribuye a aumentar el dolor de espalda. Como los músuclos de tu espalda están esforzándose para sostener tu abdomen que está cada vez más grande, duelen. Además, dormir boca arriba puede aumentar la presión arterial, traer problemas respiratorios y digestivos e incluso hemorroides, según el sitio web de la American Pregnancy Association.

Efectos sobre el bebé

Dormir de costado es mejor para la salud del feto en desarrollo que hacerlo dormir boca arriba. Cuando duermes boca arriba, el flujo sanguíneo de la placenta disminuye porque el peso del útero comprime la vena cava, la principal vena que transporta la sangre desde la parte inferior del cuerpo hacia el corazón.

Posiciones alternativas

Puedes dormir de costado con una almohada grande entre tus rodillas o contra tu espalda, lo que te proveerá un poco de sostén. También puedes levantar tu abdomen con una almohada. Flexiona ligeramente las rodillas. Si sufres de acidez o tienes problemas para respirar, trata de dormir en una posición sentada o levantada, o incluso en un sillón reclinable cómodo en lugar de en tu cama.

Consideraciones

Aunque los expertos dicen que recostarse sobre cualquiera de los dos lados es bueno, algunos recomiendan recostarse sobre el lado izquierdo ya que es un poco mejor para el bebé porque esto mantiene el útero lejos del hígado, que está sobre el lado derecho. Dormir sobre tu lado izquierdo también aumenta el flujo sanguíneo y los nutrientes que llegan a la placenta, según el sitio web KidsHealth.

Más galerías de fotos



Escrito por april sanders | Traducido por paula santa cruz