Efecto del pomelo en la medicación para la tiroides

El pomelo es un alimento popular y completo del desayuno. De acuerdo al U.S. Department of Agriculture, es el segundo cítrico con mayor consumo por cabeza en Estados Unidos. Los pomelos son ricos en vitamina A, ácido ascórbico, ácido fólico, potasio, fibras y flavonoides. Sin embargo, interfiere con el metabolismo o absorción de determinados medicamentos con prescripción médica. En algunos casos, esto conlleva a niveles peligrosamente elevados de estos medicamentos en sangre. En otros casos, los niveles en sangre pueden disminuir.

Inhibición del metabolismo

El intestino es el lugar metabólico de medicamentos y otras sustancias que pueden potencialmente ser tóxicas para el cuerpo. Las células en las paredes del tracto digestivo contienen enzimas denominadas citocromos, que descomponen muchos compuestos extraños antes de que ingresen al torrente sanguíneo. Una enzima específica, denominada CYP 3A4, uno de los citocromos primarios involucrados en este "primer pase" metabólico de fármacos, se ve inhibida por el pomelo y el jugo de pomelo. Esto hace que dosis más elevadas de determinados medicamentos ingresen al torrente sanguíneo. De acuerdo a The People's Pharmacy, esta característica es responsable de más de 30 interacciones entre fármaco y pomelo.

Inhibición de la absorción

Se ha demostrado que el pomelo reduce los niveles en sangre de algunos medicamentos, como los antihistamínicos, medicamentos para la tiroides y los beta bloqueadores utilizados para el tratamiento de la presión arterial. El pomelo parece inhibir determinados receptores intestinales que son responsables de facilitar la absorción de estos medicamentos. Dado que la absorción está obstruida, una cantidad menor de una determinada medicación es absorbida por el intestino, y los niveles en sangre del medicamento se reducen.

Medicamentos para la tiroides

Un estudio publicado en la edición de septiembre de 2005 del "British Journal of Clinical Pharmacology" analizó el caso de una mujer joven con hipotiroidismo cuyos niveles de tiroxina en sangre se vieron ampliamente disminuidos luego de un consumo excesivo de jugo de pomelo. En este caso, el uso del pomelo, por parte del paciente, fue suficiente para provocar una reducción significativa de los niveles de tiroxina, a pesar del incremento en la dosis de su medicación. Este estudio, utilizando 200 ml de jugo de pomelo tres veces por día durante sólo dos días, demostró una reducción del 10% respecto de la absorción de la levotiroxina debido al consumo de pomelo.

Advertencias

El pomelo y el jugo de pomelo interactúan con una variedad de medicamentos a través de dos mecanismos diferentes. Al inhibir las enzimas citocromos, el pomelo permite que niveles más altos de lo normal de determinadas medicaciones ingresen al torrente sanguíneo. A través de la interferencia con la absorción intestinal, el pomelo reduce los niveles en sangre de otros fármacos, incluyendo los medicamentos para la tiroides. A pesar de que las dosis de fármacos se pueden ajustar para compensar el consumo rutinario de pomelo, un día o dos de abstinencia o mayor consumo puede alterar los niveles del fármaco. Si tomas un medicamento con prescripción médica, consúltale a tu médico o farmacéutico si debes evitar el consumo de pomelo.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por florencia prieto