El efecto del envejecimiento en la piel y el tono muscular

El envejecimiento es un proceso natural que afecta a los principales sistemas de tu cuerpo a medida que pasa el tiempo. Algunos sistemas del cuerpo afectados por los cambios normales relacionados con la edad son el corazón, el sistema urinario, el sistema sensorial, el cerebro y el sistema nervioso, los huesos, las articulaciones, los músculos y la piel. Según el Lippincott Manual of Nursing Practice (Manual de Lippincott de Prácticas de Enfermería), los cambios relacionados con la edad se producen en momentos diferentes para las personas. Ciertos signos se asocian con el envejecimiento de la piel y los músculos.

Manchas en la piel

Las manchas por la edad son de color marrón, gris o negro y se desarrollan en la piel. También se les llama manchas del hígado y lentigos solares. La exposición prolongada a la luz solar al paso de los años y el envejecimiento ocasionan estas manchas. Según el sitio web Mayo Clinic, el envejecimiento aumenta la cantidad de melanina (el pigmento que le da color a tu piel), lo que conduce a su aparición.

Magulladuras

A medida que envejeces tu piel se magulla con mayor facilidad. Esto sucede porque las tres capas de la piel (la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo) se adelgazan y esto la vuelve más frágil. De acuerdo con el sitio web de Cleveland Clinic, tus vasos sanguíneos son más propensos a las lesiones porque pierden la protección que las diferentes capas de la piel proporciona.

Arrugas

Según la American Academy of Dermatology en su sitio web, el envejecimiento reduce la producción de colágeno (una proteína que le da a tu piel su fuerza). También reduce la eficacia de otra proteína de la piel llamada elastina que le ayuda a estirarse y volver a su posición anterior. Una reducción de estas dos proteínas debido al envejecimiento conduce al desarrollo de arrugas en la piel.

Resequedad

Tu piel se vuelve más seca a medida que envejece y puede conducir a la aspereza y la picazón. Esto es porque hay una reducción en el número de glándulas productoras de aceite en tu piel. Evita el uso excesivo de jabones y el contacto directo de tu piel con el calor o el frío, ya que estos últimos promueven la resequedad. Bebe cantidades adecuadas de agua al día para ayudar a combatir este problema.

Efecto del envejecimiento en los músculos

La American Academy of Orthopaedic Surgeons comenta en su sitio web que a medida que envejecemos los músculos comienzan a encogerse. A pesar de que la pérdida de masa muscular es una parte natural del envejecimiento, esta se acelera por la falta de actividad física. Algunos efectos de la disminución de la masa muscular son la incapacidad para agarrar cosas tan bien como solías hacerlo y la fatiga debido a que músculos del corazón son incapaces de bombear eficientemente la sangre a través de tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por ngozi oguejiofo | Traducido por maria del rocio canales