El efecto del contacto humano en los recién nacidos

Los bebés recién nacidos experimentan todo por primera vez, incluido el primer contacto con otros humanos. Este contacto temprano los ayuda a promover un desarrollo sano tanto psicológico como físico. La falta de contacto físico puede prevenir el desarrollo normal e incluso puede llevar a mayores índices de enfermedades o muerte en infantes. Los beneficios del contacto humano pueden ser especialmente importantes para bebés prematuros o con un peso bajo al momento del nacimiento. El contacto humano saludable y efectivo para bebés incluye abrazar, dar masajes suaves, acariciar y cargar al bebé.

Importancia

El contacto humano es un aspecto importante del cuidado del recién nacido. Su salud depende en gran parte de recibir estimulación con el tacto de otras personas. Los niños que son tocados suavemente de manera regular aumentan de peso y crecen a mejor ritmo que los bebés que no reciben este contacto. También pasan menos tiempo en el hospital después del nacimiento y tienen menos complicaciones médicas en sus primeros años de vida.

Beneficios

El primer contacto que el recién nacido tiene con su madre libera cascadas de hormonas en su cuerpo que beneficia su salud y lo ayudan a regular la temperatura corporal. El tacto humano disminuye los niveles de la hormona del estrés, cortisol, en el cuerpo de un bebé, lo que lleva a mejores patrones del sueño en la infancia y la tendencia a ser menos temeroso o inhibido más adelante. También, la hormona del amor, la oxitocina, surge durante el contacto físico entre un recién nacido y sus padres, lo que aumenta los sentimientos de unión entre miembros de una nueva familia. Estar cerca de su madre ayuda a que el nuevo bebe regule la temperatura corporal, lo que le permite conservar energía.

Tipos

El contacto piel con piel inmediatamente después del nacimiento y en los primeros días de la vida es un tipo de tacto humano que beneficia particularmente a los bebés. A veces llamado "cuidado canguro" o "cuidado de mamá canguro", este contacto piel con piel ayuda a mejorar la capacidad de amamantamiento del bebé y los índices de crecimiento. Los bebés prematuros necesitan especialmente el contacto humano piel con piel para ayudarlos a sobrevivir y crecer, y quienes están a favor del cuidado canguro señalan que la temperatura de un bebé prematura se regula mejor cuando recibe el contacto piel con piel de la mamá y luego se coloca en una incubadora, lo que causa mejores índices de supervivencia para estos niños.

Consideraciones

El contacto humano para los bebés recién nacidos no se debe limitar sólo a la madre, sino que también debe incluir al padre. Aunque los bebés reciben a menudo mucho contacto físico de sus madres, es menos probable que los padres compartan contacto físico con sus nuevos bebés, especialmente si la madre lo está amamantando. No obstante, el contacto entre un padre y su hijo recién nacido promueve la unión familiar y hace que el bebé sea más seguro y esté más relajado. El contacto entre ambos padres y su recién nacido puede facilitar el proceso de unión desde los primeros momentos del nacimiento. La unión saludable con la madre y el padre también ayuda a que el bebé se desarrolle mejor de manera psicológica y social más adelante en la vida.

Advertencias

Los bebés que no reciben contacto humano en sus primeros días o semanas de vida a menudo padecen problemas cardiacos relacionados con esa carencia. Pueden no mostrar desarrollo, una condición vista en orfanatos entre niños que no recibieron suficiente contacto humano cuando eran bebés. Los bebés recién nacidos que no recibieron contacto físico con otros humanos pueden morir debido a ello, incluso cuando tienen una nutrición y techo adecuados.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por alejandra medina