El efecto del azúcar refinado en el cuerpo

El azúcar refinado se hace a partir de sacarosa extraída de caña de azúcar o remolacha cruda. Con frecuencia se agrega a los alimentos y bebidas procesados y tiene varias formas, como el azúcar blanco granulado, azúcar moreno, fructosa, sacarosa, dextrosa, jarabe de maíz de alta fructosa y jarabe de malta. El estadounidense promedio consume cerca de 22 cucharaditas de azúcares refinados al día, que son 355 calorías, de acuerdo con la American Heart Association, o AHA. El consumo diario recomendado de azúcar es de 150 calorías o 9 cucharaditas diarias para los hombres, y 100 calorías o 6 cucharaditas para las mujeres. El consumo de cantidades excesivas de azúcares añadidos puede causar serios problemas con su salud.

Obesidad

Una epidemia de obesidad se ha desarrollado en los Estados Unidos durante los últimos 30 años, con un consumo muy por encima de azúcares refinados que contribuyen en gran medida al dilema, de acuerdo con la AHA. Los alimentos azucarados contienen una gran cantidad de calorías en una pequeña cantidad de alimento, lo que puede causar que te sobrecargues de calorías antes de que sientas el estómago lleno. El azúcar refinado se compone de hidratos de carbono simples, que se convierten en glucosa para tener energía. Cualquier glucosa no utilizada se almacena como células de grasa en tu cuerpo.

Caries

Cuando las bacterias normales dentro de tu boca entran en contacto con el azúcar se produce ácido, lo que destruye el esmalte del diente y con el tiempo resulta en caries dental, de acuerdo con la American Dental Association. Los dentistas recomiendan que sus pacientes limiten el consumo de refrescos llenos de azúcar, galletas, donas y otros aperitivos que pueden dañar tus dientes.

Hipoglucemia

El páncreas controla los niveles de azúcar en la sangre por la insulina que produce, que transporta la glucosa a las células para obtener energía y cualquier exceso en el hígado para su almacenamiento. Comer un exceso de azúcar refinada hace que el páncreas sobreproduzca insulina, lo que resulta en un exceso de azúcar que se extrae de la sangre. Esta condición de poca azúcar se llama hipoglucemia, o "el blues de azúcar", que con el tiempo agota tu hígado, páncreas y las glándulas suprarrenales en un intento de mantener tus niveles de azúcar en equilibrio, de acuerdo con el Dr. Gordon Tessler, autor de "The Genesis Diet".

Diabetes

La diabetes mellitus o "diabetes de azúcar", es causada por un páncreas que no produce suficiente insulina. Esta forma de diabetes está directamente relacionada con el consumo excesivo de azúcar refinada, escribe el Dr. David Reuben, autor de "Everything You Always Wanted To Know About Nutrition".

Agotamiento de vitaminas y minerales

Los azúcares refinados usan tu reserva de vitaminas B de tu cuerpo, calcio y magnesio para su digestión. Los azúcares naturales se encuentran presentes en alimentos como los cereales integrales, verduras y frutas, que ya contienen los nutrientes necesarios para su digestión. El consumo regular de alimentos ricos en azúcar refinada agota las reservas de vitaminas B, calcio y magnesio de tu cuerpo, escribe Tessler. Cuando el cuerpo carece de vitaminas del grupo B, el sistema nervioso se resiente y puede experimentar fatiga, depresión, ansiedad y falta de energía. La falta de calcio y de magnesio pueden contribuir a la artritis y la osteoporosis, añade Tessler.

Recomendaciones

Los azúcares naturales se encuentran en alimentos como frutas, verduras, granos integrales y almidones. Obtén la energía que tu cuerpo necesita de este tipo de alimentos, en lugar de alimentos procesados ​​cargados de azúcares refinados. La AHA sugiere reducir los azúcares refinados en tu dieta usando menos azúcar de mesa como los edulcorantes, lo que reduce la cantidad de azúcar en productos horneados en casa, y la elección de todos los jugos de frutas naturales o bebidas sin azúcar. Consulta a tu médico antes de hacer cualquier cambio dietético.

Más galerías de fotos



Escrito por ann marina | Traducido por mayra cabrera