Efecto del alcohol en las madres embarazadas

Cualquier tipo de consumo de alcohol durante el embarazo puede tener consecuencias nefastas. El alcohol se pasa inmediatamente de la corriente de la sangre de la mujer embarazada al bebé por nacer. El alcohol puede dañar las células internas del bebé y afectar a su crecimiento y desarrollo en general. Las células de la médula espinal y las células del cerebro también pueden verse afectadas o dañadas, causando problemas motores y daño cerebral al bebé en el útero. No sólo afecta al bebé por nacer, sino que también afecta a la madre embarazada.

Síndrome de Alcoholismo Fetal

El síndrome de alcoholismo fetal ocurre cuando una mujer bebe alcohol en exceso durante el embarazo. Según Kidshealth.org, de los hospitales infantiles de Nemours, uno de cada 750 bebés nacidos muestran defectos de nacimiento físicos y mentales directamente relacionados con el síndrome de alcoholismo fetal. En la madre, el consumo excesivo de alcohol puede llevar a su cuerpo al cansancio, debilidad y náuseas. Hay algunos claros signos de síndrome que se pueden percibir visiblemente al nacimiento, uno de ellos es que la madre esté demasiado borracha o débil al momento del trabajo de parto. Con el bebé, las señales incluyen bajo peso al nacer de menos de 5 libras (2,27 kilogramos), retraso del crecimiento, cabeza pequeña, disfunción de órganos y una baja puntuación de Apgar. En los casos en que la madre tuvo un alcoholismo severo a lo largo de su embarazo, se puede percibir un olor a alcohol al tiempo que la mujer da a luz, así como en el saco y el líquido que rodea al bebé.

Bebiendo durante el embarazo

Cualquier tipo de consumo excesivo de alcohol durante el embarazo puede tener graves consecuencias para la madre. Ya sea que se trate de consumo excesivo de alcohol o beber licor fuerte durante todo el embarazo, todo esto tiene consecuencias sobre el cuerpo de la madre. Ya que ella está comiendo y bebiendo para dos personas, la mayor parte del alcohol va directamente al torrente sanguíneo del bebé. Emborracharse, desmayarse, vómitos y aumento de la producción de orina puede drenar electrolitos y otros nutrientes del cuerpo de la madre, lo que impide que el bebé reciba los nutrientes adecuados. Cuando el cuerpo de la madre está débil y sin energía, el bebé puede verse afectado también. Los resultados podrían ser un niño nacido con graves retrasos en el desarrollo y trastorno de hiperactividad.

Ganancia de peso

Una cosa que es importante con cada madre embarazada es ganar la cantidad apropiada de peso para apoyar al feto. Muchas mujeres que abusan del alcohol durante el embarazo tienden a tener un bajo peso. Esto podría ser porque beben más y comen menos de lo que deberían. El resultado es que el bebé no recibe los nutrientes adecuados. El alcohol en el torrente sanguíneo del bebé le impide madurar adecuadamente, y deberá esforzarse por hacerlo después de haber nacido.

Efectos

Los efectos físicos también pueden hacer mella en la madre cuando está embarazada. Esto podría ser por accidentes por beber demasiado. Las lesiones pueden ocurrir con un accidente por manejar en estado alcohólico, donde la madre y el feto pueden ser dañados. La caída o choque contra objetos puede lesionar a la madre, lo que podría ocasionarle lesiones internas que a la larga podrían afectar al feto.

Nacimiento prematuro o aborto involuntario

Una de las peores cosas que puede pasar por el abuso del alcohol es un aborto involuntario. Un aborto se produce cuando el feto ya no es capaz de ser sustentado internamente. El bebé podría nacer con vida y requerir atención médica apropiada inmediatamente o en algunos casos el bebé también puede nacer muerto. Buscar un sistema de apoyo a través de Alcohólicos Anónimos o una OB/GYN permitirá a la madre obtener la ayuda que necesita para tratar su alcoholismo. Tener chequeos rutinarios en el embarazo asegurará que la madre esté recibiendo las vitaminas y atención de la salud que necesita para cuidar de sí misma y del bebé durante el embarazo. Estos cuidados pueden prevenir un parto prematuro o un aborto involuntario.

Más galerías de fotos



Escrito por julie boehlke | Traducido por esteban arenas