Efectividad de un irrigador oral

La higiene oral implica cuidar tus dientes con el cepillo regularmente, usar hilo dental y visitar al dentista para hacerte chequeos. Usar hilo dental funciona para retirar los alimentos que se pegan entre los dientes y no se pueden eliminar simplemente cepillando. Un irrigador oral actúa de una manera similar y puede ser utilizado por algunas personas a las que no les gusta usar el hilo dental o que no pueden hacerlo.

Identificación

Un irrigador oral es un tipo de sistema de irrigación oral que tiene un chorro de agua para limpiar entre los dientes. Puedes limpiar el exceso de alimentos o bacterias que puedan estar desarrollándose entre los dientes y estimula la circulación de las encías. Si agregas bicarbonato de sodio al agua puedes matar las bacterias que contribuyen a la enfermedad de las encías y la caries.

Comparación

Según el sitio web Dentist.net, un estudio de 2005 publicado en el "Journal of Clinical Dentistry", encontró que cuando se combina con el cepillado de los dientes, un irrigador oral es un sustituto eficaz del uso de hilo dental para reducir el sangrado y la inflamación de las encías. En comparación con el uso de hilo dental, un irrigador oral también es tan eficiente en la reducción de la formación de placa que conduce al crecimiento bacteriano.

Directrices

Dr. Andrew M. Sklar, DDS, PC de Family and General Dentistry en Virginia recomienda utilizar un irrigador oral una vez al día entre los dientes. El irrigador oral contiene una cámara para contener el agua necesaria para hacer el tratamiento, y mucha gente se siente cómoda con el agua tibia. Llena el depósito y enciende el irrigador oral. Puedes ajustar la configuración para determinar qué tan alto debes ajustar la presión del agua. Dirige la punta del irrigador oral en la línea de las encías y muévela a lo largo del borde de las encías y entre los dientes. Úsalo en ambos lados, interior y exterior de los dientes y las encías.

Ortodoncia

Un irrigador oral es una herramienta eficaz para aquellos que tienen aparatos de ortodoncia. El irrigador oral penetra entre los cables y los soportes que se encuentran frecuentemente en muchos aparatos bucales. Un irrigador oral también es seguro de usar para aquellos que tienen puentes dentales o parciales, ya que su presión suave limpia sin dañar las piezas.

Enfermedad

Algunas personas que tienen enfermedad en las encías o gingivitis utilizan un peine de agua como parte del tratamiento para restaurar las encías sanas. La enfermedad de las encías puede causar bolsillos en el tejido de la encía entre los dientes y puede ser doloroso usar el hilo dental. El uso de un irrigador oral limpia eficazmente las encías con una corriente pulsátil de agua. Esto puede llegar a las bolsas periodontales entre los dientes y reducir algunas bacterias que se forman debajo de la línea de las encías, lo que ayuda a combatir las infecciones.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por katherine bastidas