Edulcorantes artificiales durante el embarazo

Tú siempre usas un paquete de tu edulcorante artificial favorito en el té de la mañana, pero ahora que estás embarazada, no estás tan segura de si esto es lo mejor. Aunque existe una controversia sobre la seguridad de los edulcorantes artificiales durante el embarazo, la mayoría de profesionales de la salud creen que ellos son seguros cuando se utilizan con moderación, señala el Dr. Elana Pearl Ben-Joseph en KidsHealth.

Edulcorantes artificiales explicados

Muchos aman a los edulcorantes artificiales debido a su capacidad de frenar los antojos de comer algo dulce, señala la American Diabetes Association. También conocidos como edulcorantes de bajas calorías, sustitutos de azúcar o edulcorantes no nutritivos, los edulcorantes artificiales hacen los alimentos y las bebidas menos dulce sin añadir azúcar. La mayoría de los edulcorantes artificiales son al menos, 100 veces más dulce que el azúcar regular, por lo que sólo una pequeña cantidad es necesaria. Con la excepción del aspartamo, los edulcorantes no puede ser degradados por el cuerpo. Pasan a través de los sistemas sin ser digeridos, es por eso que no proporcionan calorías adicionales.

Edulcorantes seguros para su uso

La sucralosa, o Splenda, el aspartamo, comercializados bajo los nombres Equal y NutraSweet, la sacarina, que se encuentran en Sweet 'n Low, y el acesulfame-K, conocido como Sunnette, están todos aprobados por la FDA y se consideran generalmente seguros para las mujeres embarazadas. Sin embargo, la American Dietetic Association señala que es importante utilizarlos con moderación, ya que los estudios en seres humanos son limitados. Y aunque la sacarina está aprobada por la FDA, el jurado de los profesionales de la medicina no precisa si es segura durante el embarazo, dice Ben-Joseph . La sacarina atraviesa la placenta y puede acumularse en tejidos fetales, pero no existen pruebas suficientes para demostrar si es perjudicial para el feto. Línea inferior: tomar refrescos dietéticos ocasionalmente o galletas libres de azúcar probablemente esté bien, pero no debería convertirse en un hábito cotidiano.

Precauciones especiales

Si tienes la rara enfermedad hereditaria fenilcetonuria o PKU, deberías evitar utilizar el aspartamo. En este caso, tu cuerpo no es capaz de eliminar el compuesto fenilalanina, un aminoácido que se halla en el aspartamo. La sucralosa se puede utilizar en su lugar, de acuerdo con la American Dietetic Association. Aunque está relacionada con el aspartamo, es químicamente diferente y no tiene un efecto adverso. Sin embargo, consulta con un dietista o médico en primer lugar.

Alternativas naturales

Si prefieres el lado de la precaución, podrías considerar la posibilidad de sustituir el edulcorante artificial con una alternativa natural mientras esperas a tu bebé. Lisa D'Agrosa, una dietista registrada en Eating Well, sugiere probar agave néctar, que puede darle a los batidos y a las bebidas heladas un punto de dulzor. También recomienda que se use la miel de trigo sarraceno, que está llena de antioxidantes, y puede proporcionar sabor a las salsas y adobos. Otra opción es la melaza, dice D'Agrosa, la cual también es muy rica en antioxidantes y puede agregar dulzor a los frijoles, salsa barbacoa y galletas caseras.

Más galerías de fotos



Escrito por jaime budzienski | Traducido por marcela carniglia