Educando a los hijos en la fe judía y católica

Entender las tradiciones de las religiones católica y judía y enseñar a los niños el respeto por cada escuela de pensamiento es un paso importante que los lleva a su propia fe. Las parejas que participan activamente en los lugares del culto y las celebraciones dan a sus hijos el permiso para explorar las enseñanzas del catolicismo y el judaísmo y tomar sus propias decisiones.

Festivos

Al criar a un niño para que conozca y entienda el catolicismo y el judaísmo, debes reconocer y celebrar las fiestas asociadas a cada tradición. Según la revista "Catholic EE.UU.", el matrimonio interreligioso entre católicos y judíos es cada vez más común y las familias están encontrando maneras de honrar los festivos de cada uno. Estas familias incluyen menorahs y árboles de Navidad, cestas de Pascua y honran la Pascua Judía y otras fiestas y celebraciones a través de los calendarios judío y de la iglesia.

Ritos de paso

Las tradiciones católica y judía tienen ritos de paso para los niños criados en cualquier fe. Las ceremonias judías para darle nombre a los bebés, bautizos católicos, bar y bat mitzvah, primera comunión y la confirmación son todas las ceremonias que identifican a los niños con uno u otro grupo. Según el "New Jersey Jewish News", depende de las congregaciones reformadas o conservadoras establecer sus propias políticas para abrir sus rituales a los no-judíos. Eso hace la elección de un lugar de culto un paso importante para las familias interreligiosas. "US Catholic" informa que las parejas católicas ya no tienen que firmar un acuerdo por escrito de que sus hijos serán criados católicos. Esta apertura hace que sea más fácil que las familias celebren en los dos lugares de culto e incluyan símbolos de ambas tradiciones en los ritos de paso importantes.

Educación

Permitir a los niños la oportunidad de aprender la fe de ambos padres es importante en la crianza en un hogar interreligioso. Las iglesias católicas ordenan que los niños vayan a clases de catecismo antes de recibir su primera comunión y clases de confirmación antes de confirmarse. La tradición judía exige que los niños asistan a la escuela hebrea para que aprendan hebreo y la historia judía. La educación desde ambas perspectivas ofrece a los niños la oportunidad de elegir que tradición les gustaría seguir cuando entren en la edad adulta. Por supuesto, el tiempo es un factor cuando se trata de la educación religiosa y puede que no sea posible que los niños asistan a clases en ambos lugares, por esto los padres pueden tener que elegir por ellos. Según Interfaith Family, encontrar un lugar de adoración que sea acogedor y de apoyo para los padres no judíos que crían a un niño judío puede ayudar.

Tradiciones

Honrar las tradiciones religiosas en un hogar interreligioso ayuda a los niños a ver y entender lo que significa la fe de cada uno de sus padres. Las familias que son capaces de observar las tradiciones judías como Hanukkah y Yom Kippur, y las tradiciones católicas, como el Adviento y la Cuaresma, son más capaces de dar sentido a lo que sus hijos aprenden en casa y en sus lugares de culto. En algún momento, las familias podrían encontrar que mantenerse al día con las tradiciones de ambas religiones es abrumador. Si es así, decidir por tus hijos en esta etapa de su vida es mejor que causar confusión. Sin embargo, de acuerdo con "EE.UU. Catholic", las familias interreligiosas más exitosas simplemente no están de acuerdo en algunos de los fundamentos de su fe.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por barbara obregon