Educación física para reducir la obesidad en los niños

De acuerdo con Centers for Disease Control and Prevention, la tasa de obesidad entre los niños se triplicó de 1980 a 2008. En 2008, casi el 20 por ciento de los niños de entre 6 y 11 años de edad eran obesos, mientras que el 18.1 por ciento de los niños de 12 a 19 años de edad eran obesos. Los programas de educación física en las escuelas pueden ayudar a reducir el número de niños que batallan con la obesidad.

Importancia

De acuerdo con University of Michigan Health System, los niños que sufren de obesidad son más propensos a ser obesos durante su edad adulta. Además, los adultos obesos tienen un riesgo mayor de padecer de diabetes o enfermedades cardíacas, al igual que los niños. Los niños que padecen de obesidad también sufren de depresión y problemas de autoestima, lo que les dificulta poder interactuar socialmente e involucrarse en actividades extracurriculares que requieren de esfuerzo físico.

Tipos

La escuela es el lugar principal para que tu hijo participe en la clase de educación física. National Association for Sport and Physical Education, recomienda de que los niños en edad escolae deben estar activos al menos 60 minutos por día. Muchas de las clases de educación física duran menos de 60 minutos, así que los niños deben estar activos después de la escuela y durante los fines de semana. Si puedes, inscribe a tu hijo en una clase de educación física que involucre actividades aeróbicas, como atletismo, baloncesto o fútbol y evita las clases que se enfoquen en deportes más sedentarios, como el boliche o tiro de arco.

Frecuencia

Las clases de educación física deben ser parte regular del programa de la escuela de tu hijo para que él logre la cantidad mínima de tiempo de actividad diaria para evitar la obesidad. Si la escuela ofrece clases de educación física como opción del curso, propón que aumenten la frecuencia y la intensidad de las clases. La NASPE indica que los estudiantes de secundaria deben hacer al menos durante tres horas y 45 minutos de educación física a la semana y los estudiantes de primaria 2-1/2 horas por semana.

Beneficios

Las clases de educación física le ofrecen a tu hijo más que la oportunidad de mover su cuerpo cada día. Un buen maestro de educación física puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades deportivas que los pequeños puedan apreciar y disfrutar mientras evitan la obesidad durante toda su vida. Cuando los niños están activos durante su niñez, es más probable que se mantengan activos caminando, corriendo, nadando o participando con algún equipo deportivo intramuros mientras van a la universidad y comienzan a trabajar.

Más galerías de fotos



Escrito por diane lynn | Traducido por yarzeth ayala